Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Nutrición

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Uso de diuréticos y laxantes en el proceso de adelgazamiento

Uso de diuréticos y laxantes en el proceso de adelgazamiento

Información cortesía de Dr. Willson Muñoz. Médico Cirujano, especialista en Nutrición

A pesar de que hoy en día muchas personas recurren a los diuréticos y laxantes como alternativas para bajar de peso, cabe destacar que estos recursos sirven para la eliminación de líquido y la aceleración de los movimientos del intestino para que el alimento pase más rápido, pero no para la eliminación de grasa. Si bien es cierto que sirven para depurar, también lo es el hecho de que pueden ser riesgosos para nuestra salud porque se pierde líquido y otros nutrientes de importancia.

El uso de laxantes y diuréticos para adelgazar ha sido una práctica habitual para muchas personas, ya que existía la creencia de que usando estos instrumentos conseguíamos una menor absorción de grasas y eliminar kilos de más. Esta creencia ha llevado a muchas personas a hacer de estos el mejor método de adelgazamiento, pero sin saber los problemas que esta práctica puede tener.

Utilizar diuréticos hace que perdamos peso de manera irreal, ya que pareciera que estuviésemos adelgazando; sin embargo lo que estamos haciendo es perder líquido que luego volveremos a reponer al ingerirlo de manera normal. De esta manera perdemos electrolitos, lo que conlleva a que suframos de problemas en los músculos y padezcamos calambres y dolores.

Por otra parte, los laxantes aceleran el proceso digestivo y ayudan a eliminar las sustancias de desecho. Pero esto lleva consigo una mayor rapidez del bolo alimenticio y menos tiempo para que el cuerpo asimile los nutrientes. No solamente no asimilamos las grasas, sino que tampoco el resto de nutrientes, creando a la larga una situación de desequilibrio nutricional que puede derivar en anemias, mareos y debilidad.

Al perder líquido de forma acelerada incrementamos el riesgo de deshidratación y hasta podemos presentar edemas cerebrales, ya que perdemos minerales y valiosos nutrientes para nuestros órganos en general. Una persona que use diuréticos debe estar bajo supervisión médica; y en caso de que sufra de retención de líquidos, su médico tratante le recetará los medicamentos adecuados.

Los laxantes no son apropiados para adelgazar, sólo deben usarse en episodios de estreñimiento y como última medida. Si buscamos adelgazar debemos combinar la dieta con el ejercicio físico. Una de las mejores formas de acelerar la digestión y mejorar el tránsito intestinal es ingiriendo fibra y realizando ejercicios como los abdominales, que nos ayudan a mantener activo el intestino.

Estamos bajo el riesgo de alterar nuestra salud, a menos que sean diuréticos naturales que combinados con una dieta equilibrada, no aportan problemas y nos ayudan a eliminar toxinas.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
El Caribe | Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.