Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Sexo

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Todo sobre el microbioma vaginal

Todo sobre el microbioma vaginal

La vagina para su funcionamiento correcto necesita de bacterias. Sí, leyó bien: bacterias. Esto es conocido como microbioma, el ecosistema de microbios que en condiciones normales se encuentra en perfecto estado. Sin embargo, cuando ese microbioma se corrompe, se altera la acidez de la flora vaginal y surgen las infecciones por hongos, levaduras o bacterias.

Tratar de mantener ese equilibrio es un asunto de pareja. Existen factores como el uso del preservativo o la higiene de los genitales masculinos que pueden contribuir a que la flora vaginal goce de buena salud.

La vagina necesita lactobacilos

Las bacterias, mejor conocidos como lactobacilos, deben estar en las cantidades adecuadas debido a que ellos son los que producen ácido láctico, capaces de generar un ambiente acídico necesario para evitar que esta área proliferen otras bacterias «dañinas».

Además de proteger la salud vaginal de la mujer, los lactobacilos se encargan de cuidar la del bebé cuando se encuentra en el vientre materno.

El sexo sin protección desequilibra

Cuando se mantienen relaciones sexuales sin protección, los lactobacilos van desapareciendo con el tiempo y se van instalando otro tipo de bacterias dañinas en las vaginas.

Un estudio centró su atención principalmente en una bacteria particular llamada gardnerellavaginalis, que se encuentra presente en infecciones comunes como la vaginosis bacteriana.

Cuando las mujeres son sexualmente activas es más probable que tengan más bacterias «malas» como la gardnerellavaginalis y menos de las «buenas», como los lactobacilos.

El aporte de la higiene masculina

Pero eso no significa que no va a tener sexo con su pareja, sino que la higiene de su amante juega un papel importante.

Desde entonces se ha estudiado con más profundidad el tema, y lo que los investigadores han descubierto es que las bacterias en los genitales masculinos tienden a acumularse en el repliegue del prepucio, la extensión de la capa de piel que rodea el pene y que cubre el glande.

Los hombres que no están circuncidados deben limpiar esa zona del prepucio regularmente para reducir el riesgo de infección en sus parejas.

Contracción del VIH

Estudios realizados en África demostraron que las mujeres que no tenían un microbioma vaginal saludable tenían casi el doble de probabilidad de contraer el virus del VIH que las mujeres con una buena flora vaginal.

La mitad de los casos desconoce que tiene alteración

La vaginosis bacteriana es una de las infecciones vaginales más frecuentes entre las mujeres sexualmente activas, y sin embargo, aproximadamente el 50% de los casos no tienen síntomas.

Los expertos desconocen qué la causa, pero afirman que está directamente asociada a un desequilibrio entre las bacterias «buenas» y las «dañinas», casi siempre por causa de la gardnerellavaginalis.

Evitar la higiene excesiva

Durante el ciclo menstrual los cambios hormonales hacen que el nivel de acidez en la flora vaginal fluctúe.

Días antes y durante la menstruación la acidez es menor, con lo cual es más fácil que proliferen los organismos que están en el ecosistema de la vagina, como los hongos o las bacterias, que normalmente mantienen al margen las lactobacilos.

Por otro lado, tanto el efecto de los antibióticos como el de los jabones pueden desequilibrar ese ecosistema vaginal.

Los médicos recomiendan no hacer duchas vaginales ya que cambia el estado del microbioma.

Con información de A tu Salud










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com