Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Sociedad

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Soy un eyaculador prematuro...  Qué debo saber

Soy un eyaculador prematuro... Qué debo saber

Las 3 mayores formas de disfunción Sexual son: eyaculación prematura, disfunción eréctil y la disminución de la líbido. ¿Cómo se define una eyaculación rápida o prematura? (EP): Es la eyaculación que ocurre más rápido de lo deseado, antes o en un corto tiempo luego de la penetración, causando distress a uno o a los dos compañeros.

Hoy día las nuevas investigaciones lo definen en base a tiempo (cerca de un minuto o menos), luego de la penetración, entonces podemos decir ?yo soy un eyaculador rápido.

Hay pacientes que nos consultan, de que la compañera o él mismo se siente como un eyaculador rápido; cuando le preguntamos acerca de cuanto tiempo, luego de la penetración, nos dice aproximadamente entre 5, 8, 10 minutos, lo cual NO es lo estimado para calificarlo de ER, aunque él así se sienta.

Lo que ocurre es que su compañera tarda mucho para llegar al orgasmo, por lo que debemos educar a la compañera, para tratar de acercarla al orgasmo-eyaculación, de su compañero. La eyaculación puede ser primaria (desde el comienzo de su actividad sexual) o secundaria (adquirida durante su vida, pero que en sus comienzos fue normal). La ER produce un impacto negativo en el paciente y en la satisfacción sexual de su pareja, al igual que en sus relaciones interpersonales; el sentirse bien en general influye en su calidad de vida.

Algunos investigadores piensan que se trata de un comportamiento aprendido, otros que puede ser orgánico, cuando lo asociamos con una enfermedad tiroidea o con una prostatitis. Algunos otros grupos piensan que es estrictamente psicológico. En un paciente con ER y con disfunción eréctil, se debe tratar la disfunción eréctil primero y luego la ER, casi siempre se obtienen buenos resultados. El paciente que tiene una erección deficiente, prefiere eyacular rápido, antes que el pene se caiga, por lo que NO es un ER.

La historia de este paciente es muy importante: Debemos conocer la frecuencia y duración de la ER. ¿Cómo es la relación con su pareja? ¿Ocurre algunas veces o siempre? ¿Depende del grado de estímulo, o del juego pre coital? ¿Cómo es la misma, durante la masturbación, la relación sexual, o cuando tiene estímulos sexuales? ¿Qué importancia le da a la ER en su actividad? Factores que la gravan o la mejoran.

Casi siempre es la pareja que le pone un ultimátum al hombre para que busque ayuda, con el especialista. Hay que darles confianza a los pacientes y a su pareja, de que el problema es común y solucionable. La ER no compromete la vida del paciente por lo que la primera consideración es seguridad.

¿Hay tratamientos efectivos para mi problema?. Actualmente los tratamientos están focalizados a los agentes aerosoles tópicos, agonistas opioides, inhibidores de la recaptación de serotonina, moduladores de los receptores, de la 5-hidroxitriptaminas, con agentes tópicos como crema de lidocaína/pilocarpina, Los antidepresivos producen retardo de la eyaculación y anorgasmia. Eyacular muy rápido, antes de que él pueda controlarla, le causa a él o su pareja un gran distress.

Algunas técnicas como la Neurectomias y las prótesis peneanas, por ahora no están aprobadas por la FDA. Hay múltiples investigaciones a nivel mundial sobre el tema, con grandes avances, mientras tanto el urólogo especializado, y otros especialistas que lo acompañan, tratarán su problema con las herramientas que disponen en la actualidad.

TIPS:
Survey sobre actividad sexual, problemas y busquedad de ayuda, adultos maduros, en USA..

De 16.560 hombres elegibles para este estudio en USA, 1491 contestaron el cuestionario; 742 hombres y 749 mujeres, de este grupo 80% de los hombres y 70% de las mujeres tuvieron relaciones en los últimos 12 meses; 35%, de hombres y 27,8% de las mujeres, tenían relaciones cada semana.

Los principales problemas fueron: 26,2% tenían eyaculación rápida, 22,5% tenían disfunción eréctil, 18% pérdida de interés sexual, otros 3,1% (dificultad de orgasmo, pérdida de placer sexual, dolor en las relaciones sexuales).

PEDIR AYUDA: 42,5%H Y 43,95 M, no piden ayuda; 21,9% H y 16,1% de M hablaron con su médico de su problema sexual; 75,7% H y 79,7% M; reportaron que no obtuvieron ayuda del profesional de salud, 43, 45 H Y 43, 45 M; lo más frecuente fue hablar con su pareja en busca de soluciones.

PORQUÉ NO CONSULTAN: 36,3% H Y 38,1% M, porque no era un problema serio. 25,4%H y 28,2% M, creen que es parte de la edad. 59.2% H y 54% M piensan que el médico debe preguntar acerca de su función sexual, 15% no creen que su condición médica, tenga tratamiento.

Cuando les preguntaron a quien recurrir si tenían problemas sexuales: Hablar con la pareja, hablar con un médico que no sea psiquiatra, buscar información en forma anónima (libros, revistas o internet) hablar con algún miembro de la familia o amigo, tomar drogas por prescripción o hablar con el farmaceuta, hablar con el psiquiatra, sicólogo o consejero de matrimonio, hablar con el cura o con un consejero religioso, llamar a una línea de teléfono de ayuda, de los que respondieron dijeron que buscaron ayuda en más de una fuente. .









Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com