Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Investigaciones

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Riesgos en el hogar

Riesgos en el hogar

Según un estudio realizado por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, el 60% de los accidentes infantiles se producen por descuido de los padres, sobre todo mientras estos se encuentran en la cocina o realizan la limpieza del hogar, dejando a los pequeños sin vigilancia alguna.

Las caídas son los accidentes más comunes, seguido por las intoxicaciones con diferentes productos que comprenden desde la lejía y el amoniaco hasta los cosméticos y los jabones de baño. La piscina, las escaleras, la cocina y los tomacorrientes son otros factores de riesgo que deberíamos tener bajo un estricto control.

La seguridad de los niños es un tema que no se puede tomar a la ligera, por eso es necesario tomar las medidas de prevención adecuadas para que los pequeños puedan disfrutar tranquilos de su hogar. El especialista explica que para prevenir los accidentes de los niños, es fundamental tomar conciencia que "dejar a un menor de edad bajo el cuidado de alguien significa una vigilancia constante. Los niños tienen mucha más imaginación y por lo tanto, van más adelante frente a situaciones que les generen peligro".

Resbalones en la ducha o tropezones con juguetes tirados en el piso son parte de los riesgos que acechan en la casa. A diario ocurren accidentes caseros que pudieron haberse evitado. Algunos son sólo percances, pero otros tienen consecuencias fatales. Ventanales sin protección, productos químicos tóxicos envasados en botellas de bebida, cuchillos a la vista o enchufes en mal estado son algunos de los potenciales peligros que acechan en la casa.

Te damos algunas recomendaciones para evitar estos tipos de riesgos en el hogar:

1. Las instalaciones de gas deben ser realizadas por personal especializado e inspeccionadas en forma periódica. En caso de desperfecto hay que cortar el suministro e informar a la empresa proveedora. Si se deja la vivienda sola, es mejor cortar el suministro general. En la cocina, hay que mantener limpios los quemadores y no llenar demasiado los recipientes al hervir líquidos que pueden rebasarse y apagar la llama.

2. En el caso de la electricidad, hay que cerciorarse de que todas las instalaciones, cables y enchufes estén en buen estado. No manipularlos con las manos mojadas y verificar que no queden presionados por muebles, camas o sillones. Los enchufes no deben recargarse y no hay que dejar vasos que contengan líquidos sobre artefactos eléctricos. Al limpiarlos, tienen que ser desconectados previamente y utilizar paños secos. En el baño o piscina no hay que utilizar estufas, radios u otros aparatos eléctricos, como secadores de pelo. Para proteger a los pequeños, es mejor colocar tapones de seguridad en los enchufes.

3. El fuego en la cocina, es importante que nunca se dejen materiales combustibles cercanos a los quemadores encendidos, ni paños de cocina, delantales o cajas de fósforos. Las estufas deben estar lejos de cortinas o prendas de ropa que se pudieran inflamar.

4. Para evitar caídas y resbalones, todas las superficies de tránsito y lugares de acceso deben permanecer libres de obstáculos; iluminar el lugar donde se ingresa; no transitar en la oscuridad ni descalzo; mantener el piso limpio y seco; utilizar pasamanos en las escaleras e instalar superficies antideslizantes; pegar las alfombras levantadas y no permitir que los niños jueguen en ellas. En la ducha, se sugiere instalar una goma para evitar resbalones y una agarradera para afirmarse. Si se van a realizar trabajos de altura, hay que utilizar escaleras seguras y resistentes.

En el caso de departamentos, jamás colocar las camas cerca de las ventanas y, si hay niños pequeños, hay que instalar mallas o rejas de protección.

5. Los medicamentos siempre deben guardarse lejos de los niños, en un mismo lugar. Sustancias peligrosas inflamables o insecticidas jamás deben ser trasvasijados a envases de vidrio ni ser almacenados cerca de la cocina o baño, sino en lugares bien ventilados y bajo llave, en sus envases originales, para evitar confusiones.

6. Si al manipular objetos de vidrio éstos se quiebran, hay que retirar con cuidado los trozos más grandes y envolverlos con cartones, utilizando guantes. Barrer bien el sector y pasar la aspiradora. Los ventanales utilizados como lugar de tránsito, deben llevar una huincha de color llamativo que permita identificar a distancia si están abiertos o cerrados.

7. Los cuchillos y tijeras deben guardarse en sitios seguros, lejos de los niños. Si los hay, se debe dejar lejos de su alcance botones, alfileres, monedas o cualquier otro objeto que se puedan echar a la boca o nariz. Nunca hay que dejar cosas pesadas en repisas, desde donde pudieran caerse y tampoco paquetes atractivos para los niños, pues al querer alcanzarlos, podrían treparse y después caer.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
El Caribe | Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.