Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Nutrición

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Propiedades de las aceitunas u olivas

Propiedades de las aceitunas u olivas

Las olivas son tan únicas como extraordinarias. Están cargadas de antioxidantes que liberan radicales libres, lo que juega un rol en la prevención de diferentes enfermedades, incluyendo enfermedades del corazón, infartos, daños al ADN, cáncer, sobre todo el cáncer de mama y del estómago.

Otros beneficios se relacionan a la salud del sistema nervioso, el sistema respiratorio, inmunidad y la digestión, para nombrar algunos. La vitamina E (alfa tocoferol) es otro nutriente antioxidante importante en las olivas, junto con minerales antioxidantes como selenio y zinc.

Interesantemente, el contenido de vitamina E en las olivas puede aumentar en las primeras fases de su maduración, justo cuando los antioxidantes fenólicos comienzan a reducirse. Mientras las olivas se van madurando, esta tendencia se puede revertir, que puede simplemente ser la forma en que la naturaleza asegura que las olivas contengan Fito-nutrientes benéficos en todas sus etapas.

Uno de ellos se llama hidroxitirosol, que ayuda en la prevención de cáncer y osteoporosis. Usado desde hace mucho tiempo en la medicina tradicional para combatir el dolor, la ciencia médica demuestra un fuerte vínculo entre la ingesta de olivas o aceite de oliva y la inflamación ? hasta para combatir el dolor de cabeza. Investigaciones hacen evidencia de que los extractos de oliva funcionan como antihistamínicos (la histamina es una molécula ligada a las alergias e inflamaciones) a nivel celular.

La oleuropeína, un compuesto que solo se encuentra en las olivas, reduce la oxidación de colesterol LDL (malo) hurgando óxido nítrico, una molécula reactiva que contiene oxígeno. Esto reduce los marcadores de estrés oxidante, lo que significa que las células no tienen suficiente protección a potenciales daños de oxígeno. Comer comidas que contengan antioxidantes, como las olivas, puede ayudar a cambiar eso.

Las olivas contienen cero azúcares, pero por su proceso curativo, una oliva equivale a 39 mg de sodio. Mientras eso suena alarmante, considera que en una porción de cornflakes hay más sal que en cinco olivas.

Casi tres cuartas partes de la grasa en las olivas, por ejemplo, son ácido oleico, un ácido graso mono insaturado ligado a presión sanguínea reducido y riesgo de enfermedades cardiovasculares. Las olivas también contienen ácido alfa linoléico rico en omega 3.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
El Caribe | Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.