Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Guía Infantil

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
No tema a la etapa adolescente de sus hijos

No tema a la etapa adolescente de sus hijos

Los artículos sobre la crianza de hijos preadolescentes y adolescentes, por lo general, se leen como guías de supervivencia: ¿Cómo pasar por esto sin desmoronarse? ¿Cómo minimizamos el daño infligido a la vida familiar por la adolescencia? A propósito de este tema, un columnista del Montreal Gazette, que escribió el año pasado sobre la rapidez con la que los padres pueden caer en el agujero del conejo del darwinismo social, habla sobre las dos caras de la realidad de vivir con jóvenes en una nueva entrega para el medio canadiense.

Los adolescentes sufren grandes presiones sociales, están obligados a formar parte de «tribus», que no los incluyen simplemente por empatía o inclusión. Pero, hay otra cara en esta historia. Aprender de los hijos también es vital y muchos padres pueden aprovechar esta etapa para llevar una mejor relación y entender el proceso de la adolescencia. Como William Wordsworth escribió, «El niño es el padre del hombre». Cuando usted tiene niños en su vida, ve el mundo a través de sus ojos, y puede ser una experiencia más profunda que simplemente volver a vivir su infancia.

La risa espontánea de un bebé, la maravilla de que un niño se alegre con cosas simples e incluso las lágrimas, que solo un padre puede calmar. No hay duda de que estas experiencias nos enseñan a vivir nuestras vidas de manera diferente y mejor. Y aunque todos estamos de acuerdo en que los bebés y los niños pequeños son hermosos y traen alegría, no hay muchas personas que opinen de manera similar acerca de la crianza de los adolescentes. Sin embargo, hay mucho que aprender de ellos, incluso cuando son desafiantes.

Los preadolescentes y adolescentes están programados biológicamente para desafiarnos, para empujar límites y, al parecer, para estar en desacuerdo con sus mayores. Es el comportamiento que enloquece a los padres, en el mejor de los casos, y los hace sentir preocupados, en el peor de los escenarios. Los adolescentes pueden ser volátiles e irracionales, tanto así que no queda otra opción que ser severos.

Es por ello que los padres están constantemente sometidos a la angustia emocional de crecer de nuevo, al tiempo que también deben comportarse como adultos, pretendiendo estar por encima de esos comportamientos. Los besos mágicos y los vendajes en las rodillas que una vez aplicaron a sus niños ya no funcionan sobre los sentimientos conmocionados, y cuando tratan de crear empatía, a veces son rechazados groseramente.

Aun Así, Zanthe Taylor, quien escribió sobre el tema para el Washington Post, opina que últimamente ha sentido que en esta etapa puede aprender a través de los ojos de sus hijos, trazando así su propio camino. Las experiencias pueden diferir de las vividas durante la infancia, pero son más profundas y más complejas.

Con información de Montreal Gazette










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com