Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Sociedad

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Mutilación genital femenina: una práctica en contra de la dignidad

Mutilación genital femenina: una práctica en contra de la dignidad

El solo pensar en esta practicar va más allá de toda libertad de expresión de niñas y mujeres alrededor del mundo. La ablación o mutilación genital femenina (MGF) como bien lo dice su nombre, es la "eliminación" de tejido de cualquier parte de los genitales de la mujer. Considerado como un ritual de iniciación en países alrededor del mundo.

En el caso que las niñas y mujeres sometidas a la mutilación genital no mueran durante el procedimiento, podrían sufrir hemorragias graves, infecciones y pérdida de sensibilidad en la zona afectada debido a la manera muy rudimentaria en la que se lleva a cabo, generalmente con cristales, cuchillos y hasta hojillas de afeitar, sin obviar tampoco las condiciones insalubres del lugar, causando también en las afectadas daños psicológicos permanentes.

Según la costumbre, la mutilación genital femenina se emplea como una medida de control que impide que la mujer sienta placer al tener relaciones sexuales y por ende, evitar la supuesta promiscuidad asegurando que solo puedan practicar el sexo con su esposo.

Actualmente, 140 millones de mujeres y niñas alrededor del mundo sufren las consecuencias de esta abominable práctica, según cifras oficiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y es considerada como una violación a los derechos humanos de quienes son sometidas a ella, quitándoles la oportunidad de elegir, decidir sobre su cuerpo, salud y vida. La ablación femenina implica grandes daños al tejido genital sano y normal, es antinatural para el cuerpo.

Existen distintas formas en las que se puede llevar a cabo la MGF:

1. Clitoridectomía: que es la amputación del prepucio del clítoris, con la posibilidad de extirparse en parte o su totalidad.

2. Excisión: consiste en la mutilación total o parcial del prepucio del clítoris y los labios menores, conservando solo los labios mayores.

3. Infibulación: esta es la forma más brutal de esta práctica. Es la extirpación del clítoris y labios mayores y menores. Después de esto, se cose de ambos lados de la vulva hasta que quede prácticamente cerrada, permitiendo únicamente que haya una abertura para que la sangre menstrual y la orina salgan. La infibulación también se conoce como circuncisión faraónica.

La ablación es un procedimiento que se practican mayormente en la infancia de la mujer, generalmente desde la edad lactante hasta los 15 años y no aporta beneficio alguno en la salud de la afectada, además de las complicaciones inmediatas que esta refiere, como por ejemplo dolor intenso, choque, hemorragia, tétanos, sepsis, retención de orina, llagas abiertas en la región genital y lesiones de los tejidos genitales vecinos; están las que se aparecerán con el tiempo: quistes, infecciones vesicales y urinarias recurrentes, esterilidad y parto riesgoso que puede afectar la vida del bebé.

Además de las complicaciones a largo plazo mencionadas, la más desgarradora es cuando se ven obligadas a someterse a constantes intervenciones quirúrgicas para permitir la relación sexual y el parto. A veces, luego se tiene que volver a cocer la vagina de la mujer luego del parto, haciendo costumbre este proceso de cierres y aperturas, lo que causa más afecciones inmediatas y en el tiempo.

Justifican la práctica de mutilación genital femenina con razones sociales, culturales y religiosas. A veces es solo para seguir una tradición antigua y presión social, haciendo un recalque en el machismo de las culturas practicantes mostrando a una mujer sumisa y sin libertad de expresión sobre su pensamiento y cuerpo, prohibiéndole relaciones sexuales antes del matrimonio ya que aquello implica que la niña tendría un "valor menor".

Aunque no hay evidencia de escritos religiosos que aprueben la ablación, los creyentes de esta práctica consideran que tienen un respaldo dentro de la religión para defenderla.

Ahora, son más pequeñas las niñas que son sometidas a la mutilación genital, para así asegurar que ya siendo mayores, no objeten contra la misma.

Cada seis de febrero, se celebra el Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, declarado por la OMS, además de las diversas campañas desprendidas por otras organizaciones internacionales como UNICEF, ONU, la Unión Africana y Fondo de Población de las Naciones Unidas para crear conciencia y prohibir esta práctica.










Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
El Caribe | Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.