Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Vida

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Meditación en 5 minutos

Meditación en 5 minutos

Meditar no tiene que ser un proceso de horas, puedes hacerlo sentado en tu oficina e invertir tan sólo cinco minutos. Estos cinco minutos harán la diferencia en tu manera de percibir el transcurso del día. En la edición digital de la revista Selecciones de México indican dos maneras de hacer meditaciones rápidas que toman poco tiempo, y que son tan efectivas como aquellas que se hacen más prolongadas; y son:


Oficina armonía: ideal para hacerla en tu sitio de trabajo

Primer minuto: siéntate quieto y cómodo, y haga a un lado las distracciones: suéltate la correa (si tienes), quítate los zapatos, pon una pantalla tranquila (de protector en la computadora), desconecta el teléfono, apaga tu celular.

Segundo minuto: pon atención a tu respiración conforme inhala lentamente por su nariz, llenando el pecho y abdomen. Sostén cuatro segundos, luego exhala lenta y sostenidamente por su nariz. Coloca tu mano derecha sobre su pecho y la izquierda en su abdomen para sentir el fluido gentil del aire.

Tercer minuto: Inhala, luego imita el zumbido de un abejorro mientras exhalas. Cierra los ojos y siente el suave murmullo resonar en tu cabeza.

Cuarto minuto: Cruza las manos sobre tu pecho, con las palmas descansando planas en tu cuerpo, y sienta el murmullo resonar en tu pecho.

Quinto minuto: Siéntate en silencio, contando tus respiraciones mientras deja de lado cualquier pensamiento que intente importunar. Cuenta cinco respiraciones, luego otra, otra, hasta que termine el minuto.


Mini-Meditación: (para elevarse un poco más)

Primer minuto: siéntese cómodamente. Respire por su nariz durante todo el ejercicio. Quédese quieto y sienta el peso de su cuerpo en la silla. Ponga atención al flujo y reflujo de su respiración: cuatro segundos dentro, cuatro Segundo afuera.

Segundo minuto: inhale tanto como pueda, luego exhale en seis a ocho rachas cortas jalando su abdomen hacia adentro aguda y repetidamente. Repita durante un minuto.

Tercer minuto: cierre sus ojos y respire de forma natural durante 30 segundos. Probablemente se sienta ligero, más calmado y expansivo. Mantenga los ojos cerrados, tome 15 segundos para concentrarse en su sentido del tacto. Observe la textura de su ropa, la sensación de la piel en su cara, la sensación detrás de la punta de los dedos. Pase a sus otros sentidos: olfato, gusto, oído y vista. Intente no tener ninguna expectativa de lo que sus sentidos le dirán, simplemente observe.

Cuarto minuto: no intente controlar sus pensamientos, solo déjelos ir y venir. Se está haciendo consciente de que está observando su propio pensamiento.

Quinto minuto: elija el pensamiento más fabuloso que le sea posible: una palabra, una frase o una imagen. Mantenga su atención en esa sola cosa. Esté consciente de la calidad de ese pensamiento. Si está pensando en una playa, por ejemplo, la calidad puede ser de tranquilidad; si está pensando en el auto de sus sueños, puede ser abundancia. Esté consciente de que busca calidad, no necesariamente el objeto.

(Vía: Selecciones México)









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
El Caribe | Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.