Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Sociedad

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Las maravillas que esconde Dubái

Las maravillas que esconde Dubái

Dubái es una ciudad que, igual que los vinos superiores, mejora con el paso del tiempo. En los últimos 20 años su ascenso ha sido vertiginoso, gracias a una excelente gerencia de sus recursos naturales, económicos y humanos, que lo convierten en un verdadero paraíso por descubrir.

Es el más importante de los siete emiratos que componen los Emiratos Árabes Unidos. Comprende 50 kilómetros cuadrados de extensión y limita al norte con Shariah y al sur con Jeber Ali. Como otras ciudades árabes, Dubái es enigmática por la extraña combinación de modernidad y las particularidades de la cultura musulmana que alberga.

En esta localidad, donde el turismo es una de las principales fuentes de desarrollo junto al petróleo, existen infinidad de sitios que conocer, por lo que se resumen aquí los recomendados como imperdibles por el portal www.visitdubai.com.

Uno de los atractivos más emblemáticos del emirato es su arquitectura. El edificio Burj Khalifa es el más alto del mundo, y con sus 828 metros de altura se impone en el perfil urbano de la ciudad. Las vistas de Dubái desde el mirador del piso 124 son impresionantes; también las de la lujosa terraza At The Top Sky Lounge en la planta 148.

Muy cerca está el majestuoso centro comercial The Dubái Mall. Se requiere más de un día para recorrer las 1.200 tiendas o disfrutar de una comida en uno de los 150 restaurantes que posee. También destacan en su estructura una pista de hielo, una inmensa cascada en cubierto, una fuente que funciona al ritmo de la música u hasta un acuario y zoológico subacuático enorme.

Otro de los lugares asombrosos en la isla artificial de Palm Jumeirah, con su forma impresionante de palmera. Los residentes y turistas disfrutan de la amplia gama de hoteles de calidad superior, incluyendo el Waldorf Astoria, Fairmont, One&Only, Jumeirah Zabeel Saray y, quizá el más famoso, el icónico Atlantis. Llegar hasta acá es sencillo a través del sistema de tranvía peninsular.

La visita a Dubái Creek es obligatoria. Representa el corazón de la ciudad ese estuario de agua salada donde en la antigüedad se estableció la tribu Bani Yas y donde se fundamentaba los anteriores sustentos de vida, las perlas y la pesca. En esta zona se encuentra el Museo de Dubái, las calles estrechas y laberínticas de los zocos de oro, las telas y las especies, detalles muy autóctonos. Recomiendan aprovechar el paseo inolvidable por sus aguas en una embarcación tradicional llamada abra.

Para continuar con el recorrido histórico, puede visitar el barrio Al Fahidi en Bur Dubái, uno de los más antiguos de la ciudad. Caminar por sus calles, ver las torres de viento y sus pequeñas calles, conocer el Centro para el Entendimiento Cultural Sheikh Mohammed y tomar clases de árabe, hacer recorridos culturales o visitas guiadas a las mezquitas y conocer de cerca un poco más de esta misteriosa cultura.

A solo 20 minutos en automóvil de la ciudad se puede visitar el Desierto de Arabia, una atracción muy tradicional. Puede decidir entre tomar un safari y atravesar las dunas, montarse en un quad, surfear en la arena o dar un paseo en camello.

La gastronomía emiratí es deliciosa. No deje de probar los machboos, un plato lleno de sabor elaborado con carne, una mezcla de especias y arroz. Si le gusta el pan, busque y pruebe los exóticos khameer y chebab y cierre con unos luqaimats (versión dulce de las empanadillas de Oriente Medio) como postre.

Recomendaciones:
- Para ingresar al emirato es necesario disponer de un pasaporte con una validez mínima de seis meses y el boleto de ida y vuelta. El requerimiento de visa va a depender del lugar de procedencia del turista. Se requiere para la mayoría de los países de América Latina. Se recomienda consultar la embajada de Emiratos en cada localidad de origen.

- La mejor época para viajar es durante los meses de enero y febrero, aunque noviembre y diciembre son buenos también; luego de abril el clima es extremadamente caluroso.

- Se recomienda conocer un poco más de la cultura musulmana antes de pautar su viaje. Esta es muy rica, particular y muy respetada por todos, por lo que incurrir en excesos podría ser severamente penado por las autoridades, quienes velan celosamente el respeto por su cultura. Por ejemplo, en materia de consumo de bebidas alcohólicas son flexibles con los extranjeros; en cuanto a la vestimenta, se recomienda no usar minifaldas o vestidos cortos en centros comerciales o lugares públicos, aunque en las playas y hoteles no aplican estas restricciones. Las muestras de afecto como abrazos y besos no son bien vistos. Durante la festividad del Ramadán es mal visto comer, beber o fumar en público durante las horas del día.

Con información de www.visitdubai.com










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com