Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Guía Infantil

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Las estrategias para quitar el pañal a su hijo

Las estrategias para quitar el pañal a su hijo

Para que no sea dificultoso el proceso de enseñar a su hijo a ir al baño solito, lea a continuación lo que suele funcionar y lo que no. Aquí algunas estrategias que han resultado.

-Espere a que esté listo. Tenga en cuenta que no hay una edad mágica en la que los niños están listos para aprender a ir al baño solitos. La mayoría de ellos habrá desarrollado las habilidades físicas y cognitivas necesarias entre los 18 y los 24 meses (aunque hay niños que no están listos hasta que tienen casi 3 años de edad, o incluso 4).

Si su hijo está viviendo cambios como la llegada de un hermanito, entrar a la escuela, un viaje o cambio de casa, es mejor esperar a que su pequeño mundo esté de nuevo en calma antes de empezar. Una vez que haya empezado, si no obtiene buenos resultados al cabo de varias semanas, eso significa que su hijo en realidad no estaba listo. Espere algunas semanas o hasta que identifique señales de que está listo, y vuelva a intentarlo.

-Planéelo con antelación. Antes siquiera de salir a comprar la bacinica o sillita de baño, es bueno que piense y planee cómo quiere llevar a cabo el entrenamiento. Decida cuándo y cómo quiere empezar, qué hará cuando su niño tenga los inevitables «accidentes», y cómo sabrá si es mejor abandonar el entrenamiento por el momento y volver a probar más adelante.

Pero aunque es bueno planear, también es importante recordar que tendrá que ser flexible. No hay forma de saber de antemano cómo le irá a su niño, ni qué técnicas le funcionarán mejor. Tenga en cuenta que, al igual que con la mayoría de las etapas importantes en el desarrollo de los niños, el éxito no suele ocurrir de forma lineal, es decir, en constante marcha hacia una meta.

Su niño podría empezar muy bien, y luego volver atrás en una etapa u otra del aprendizaje. Habla acerca de su plan con el pediatra, las personas que lo cuidan y con otros padres como usted. Cuando tenga un plan definitivo, asegúrese de que tanto usted como las demás personas que cuiden a su niño puedan seguirlo fielmente, excepto si hay retrasos inesperados y otros obstáculos, claro.

-Tenga paciencia y mantenga la calma. Hay una serie de pasos para la retirada del pañal que su hijo tendrá que superar, y esto es algo que puede llevar bastante tiempo.

Es cierto que algunos niños aprenden en pocos días, pero para otros el entrenamiento dura varias semanas, o hasta meses, sobre todo hasta que ya puedan dormir toda la noche sin pañales. No trate de apresurar a su hijo (ni deje que otros lo hagan) para que abandone los pañales más rápido de lo que puede.

Permítale que lo haga a su propio ritmo y que se acostumbre poco a poco a este nuevo y complicado proceso, y verá que avanza de una etapa a la siguiente de manera natural. Trate de motivarlo cariñosamente, recordándole que use su bacinica o el inodoro (puede usar unos asientos especiales que se colocan sobre la taza de baño), y halagándolo. Pero si su hijo se retrae o retrocede, no insista demasiado.

-Elógielo cuando lo haga bien. A lo largo de este proceso, su hijo buscará en usted señales de aprobación y reconocimiento los llamados «refuerzos positivos» por sus logros. Cada vez que su niño trate de usar su bacinica o de hacer en la taza del baño, o dé el siguiente paso en su entrenamiento (aunque no lo logre por completo), dígale que lo está haciendo bien y que se enorgullece de él.

Pero no exagere porque si lo elogia desmesuradamente lo puede poner nervioso y aumentar su miedo de fallar, lo cual puede provocar más «accidentes» y retrasos.

-Prepárese para los «accidentes». Es muy probable que su hijo tenga muchos accidentes antes de que aprenda a usar la bacinica a la perfección. No se enoje ni lo regañe cuando le gane el pipí o popó.

Recuerde que hasta hace muy poquito tiempo su hijito aún no había desarrollado completamente sus músculos, y por lo tanto no tenía el control necesario para lograr contener sus necesidades. Y eso sucederá sí típicamente alcanza sus hitos de desarrollo en la edad recomendada o un poco antes.

Con el tiempo, su pequeño se volverá muy competente, pero mientras esté aprendiendo, lo mejor que puede hacer es limpiarlo calmadamente cuando se equivoque y sugerirle que la próxima vez trate de usar su bacinica.

Sabía que… En Suecia idearon los pañales desechables, realizados con una hoja de celulosa, mientras EEUU inventó la cubierta de plástico para proteger la salida de líquidos. En los años 50 el pañal desechable era un artículo de lujo, usado en ocasiones especiales, y por familias pudientes.

Con información de espanol.babycenter.com










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com