Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Investigaciones

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
La fructosa un endulzante nocivo

La fructosa un endulzante nocivo

Los científicos han demostrado por primera vez que la fructosa, una forma barata de azúcar utilizada en miles de bebidas y productos alimenticios, puede dañar el metabolismo humano y se encuentra colaborando con la crisis de obesidad.

La fructosa, un endulzante que por lo general se deriva del maíz, puede causar que las células de grasa crezcan alrededor de órganos vitales poniéndolos en peligro y es capaz de desencadenar las primeras etapas de la diabetes y de enfermedades cardíacas.

Durante 10 semanas, 16 voluntarios se sometieron a una dieta controlada que incluía altos niveles de fructosa que produjo nuevas células de grasa alrededor de su corazón, hígado y otros órganos digestivos. Ellos también mostraron signos de anormalidades de procesamiento de alimentos relacionadas con la diabetes y enfermedades cardíacas. Otro grupo de voluntarios que llevaban la misma dieta, pero remplazaron la fructosa con la glucosa, no presentó los mismos problemas.

Este estudio se une a un creciente grupo de investigaciones científicas que demuestran que consumir jarabe de maíz de alta fructosa es la manera más rápida de dañar su salud. La fructosa en cualquiera de sus formas- incluyendo el jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF) y la fructosa cristalina- es lo peor de lo peor.

La fructosa es uno de los principales causantes de:

1. La resistencia a la insulina y la obesidad 2. La presión arterial alta 3. Los niveles elevados de triglicéridos y LDL 4. El agotamiento de vitaminas y minerales 5. Las enfermedades cardiovasculares, enfermedades del hígado, cáncer y artritis

Una caloría no es una caloría

Hoy en día, el 55% de los endulzantes que se utilizan en la fabricación de alimentos y de bebidas están hechos de maíz y la fuente principal de calorías en los Estados Unidos es la soda, en forma de fructosa.

El occidental promedio consume la asombrosa cantidad de 142 libras de azúcar al año. Y los productos en que las personas confían para bajar de peso- los alimentos bajos en grasa- a menudo son los que más fructosa contienen. Para empeorar las cosas, toda la fibra ha sido removida de estos alimentos procesados, por lo que en esencia no tienen ningún valor nutritivo.

?1. Después de comer glucosa, el 100 por ciento de la carga metabólica recae en el hígado.

2. Cada célula del cuerpo, incluyendo su cerebro, utiliza glucosa. Por lo tanto, la mayor parte de ella se "quema" de manera inmediata después de consumirla. A diferencia de la fructosa, que se convierte en ácidos grasos.

3. Ácidos grasos se crean durante el metabolismo de la fructosa y se acumulan en forma de grasa en su hígado y tejidos musculares, causando resistencia a la insulina y enfermedad del hígado graso no alcohólica (NAFLD). La resistencia a la insulina se convierte en síndrome metabólico y diabetes tipo II.

4. La fructosa es el carbohidrato más lipofílico. En otras palabras, la fructosa se convierte en glicerol activo (g-3-p), que se utiliza directamente para convertir los FFAs en triglicéridos. Mientras más g-3-p tenga más grasa almacena. La glucosa no hace todo esto.

5. Cuando usted come 120 calorías de glucosa, menos de una caloría se almacena en forma de grasa. 120 calorías de fructosa, dan como resultado 40 calorías almacenadas en forma de grasa. ¡Consumir fructuosa en esencia es consumir grasa!

6. La glucosa suprime la grelina, hormona del hambre, y estimula la leptina, que suprime el apetito. La fructosa no tiene ese efecto en la grelina e interfiere con la comunicación entre la leptina y su cerebro, lo que resulta en comer en exceso.

Si cualquier persona trata de decirle que el azúcar es azúcar, entonces están muy equivocados. Como puede ver, hay grandes diferencias entre cómo su cuerpo procesa cada tipo de azúcar. En conclusión, la fructosa conduce al aumento de grasa abdominal, resistencia a la insulina y síndrome metabólico- sin mencionar la larga lista de enfermedades crónicas que pueden ser causadas por ella.


Dr. Ricardo Szemat Nikolajenko. y Dr. Ricardo Szemat Daher









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.