Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Vida

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
La ecología emocional es una clave para reciclar la razón

La ecología emocional es una clave para reciclar la razón

La ecología emocional es la corriente de la psicología clínica que propone gestionar las emociones para que aflore el equilibrio individual y se consoliden relaciones colectivas armónicas. Una filosofía de vida para el desarrollo del potencial humano, y para liderar cambios estructurales, como la salud del planeta, a partir del entorno inmediato.

Vivimos con mucha contaminación, más emocional que ambiental, que nos impide ver oportunidades y reconocer nuestras debilidades. Por la salud mental de cada uno, por nuestras familias y por el país es urgente que empecemos a sanear y a reciclar nuestras emociones.

Tomar esta ruta es sendero seguro hacia el equilibrio individual y colectivo, y tránsito para favorecer cambios del panorama que vislumbran. A menudo nos faltan puentes entre la cabeza y el corazón.

La teoría de la Ecología Emocional hace analogía con conceptos básicos de la ecología (ciencia que estudia las relaciones de los seres vivos entre sí y con el ambiente en que viven) para explicar que es indispensable gestionar las emociones para asegurar nuestro bienestar y el equilibrio ambiental. Vivimos en un mundo interconectado, en el que lo que pasa en la otra punta del planeta también nos afecta. Ahora, parece que lo vemos más claro en temas económicos, por la reciente crisis europea; pero en lo referido al capital emocional, es lo mismo.

Conceptos para reflexionar:

Agujero en la capa de ozono. Pérdida de protección en nuestro interior que hace que recibamos algunos estímulos sin protección ni filtro alguno. Ejemplo: juicios de valor, críticas, sarcasmo, bromas para decir cosas muy serias.

Biodegradable. Permitir que las emociones cambien, evolucionen o desaparezcan. Si ignoramos este proceso, podemos llegar a "envenenarnos".

Contaminación.Sentimientos en mal estado, como el mal humor, enojo, desánimo, rencor, resentimiento. Se contagian y contaminan el clima emocional global.

Efecto invernadero y lluvia ácida. Emitimos partículas tóxicas y contaminantes que acaban rebotándonos en forma de lluvia ácida, reduciendo a cenizas nuestra vida interior. Ejemplo: mal humor, agresión, rencor, envidia, excusas, celos, crítica constante, queja.

Reciclaje. Transformación de un sentimiento que da la oportunidad de evolucionar y descubrir nuevas posibilidades de nuestro interior. Los celos pueden ser una oportunidad para detectar puntos de mejora y transformarse en más autonomía y seguridad; la envidia, en solidaridad y generosidad; la ira, en energía positiva.

Reservas naturales y áreas protegidas. Espacios de intimidad reservados a nosotros mismos. Nos ayudan a respirar y a disfrutar de una mejor calidad de vida. Deben expandirse a medida que crecemos.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
El Caribe | Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.