Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Guía Infantil

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Entrevista. Patricia Herrera Pereira, licenciada en educación
El déficit de atención invita a trabajar en pro del derecho a la diversidad

El déficit de atención invita a trabajar en pro del derecho a la diversidad

El déficit de atención es una de las causas más frecuentes de fracaso escolar y de problemas sociales en edad temprana. "En la actualidad, esta condición está muy en boga, porque, realmente, se ha notado la gran proliferación de estudiantes con ella. Básicamente, es la dificultad para poder concentrarse", explicó Patricia Herrera Pereira, licenciada en educación con especialización en retardo mental y dificultades de aprendizaje, egresada de la Universidad José María Vargas.

De acuerdo a lo expresado por la especialista, este trastorno puede clasificarse en déficit de atención con hiperactividad, pasividad o impulsividad. Todos estos elementos se consideran bastante significativos y difíciles de trabajar en el ámbito de la escuela regular. No obstante, las instituciones cuentan con el Servicio de Apoyo de la Modalidad de Educación Especial y las nuevas tendencias educativas, que están fundamentadas en la integración. En virtud de esto, se educa tanto a los padres como a los docentes, con la finalidad de que ayuden al niño a trabajar en un ambiente óptimo.

"Gracias a ello, podemos lograr que el alumno desarrolle su inteligencia. Un tratamiento adecuado es el vehículo para obtener resultados favorables. Desde todo punto de vista, estos niños llegan a ser sumamente exitosos en su preparación académica. Esto mismo ocurre en el caso de las dificultades de aprendizaje, las cuales se conocen más comúnmente como dificultad funcional. El término se refiere a la lectura, escritura y el cálculo, aspectos que, de alguna manera, preocupan en demasía a los maestros".

Patricia Herrera Pereira añade que el diagnóstico diferencial del déficit de atención es advertido, en primera instancia, por los maestros, quienes empiezan a poner sobre aviso a los padres, debido a lo complicado que resulta manejarlos en un salón de clases. El estudiante presenta dificultad a la hora de mantener la calma y esperar su turno. Son aquellos niños que se debaten con los hábitos, la rutina y la disciplina.

"Los docentes buscan prestar tratamiento a través del Servicio de Apoyo de la Modalidad de Educación Especial, en el cual el psicopedagogo asiste a los involucrados con el objetivo de brindar estrategias. Empieza un proceso en el cual se remite al niño al diagnóstico psicológico. El experto determina si se debe recurrir a un neurólogo, en caso de que sea requiera implementar algún tipo de medicación. No obstante, se suele trabajar con la parte conductual, porque el uso de fármacos es el último recurso a la hora de tratar este problema".

La licenciada opina que existe cierta controversia respecto al uso de medicación. Aunque algunos teóricos apoyan dicho método, siempre es preferible trabajar al natural, dado que éstos pueden tener repercusiones desde el punto de vista físico. Sin embargo, admite que no es correcto ser tan categórico al decir que ellos no funcionan.

Los padres también deben tener una participación activa en la condición del menor. El primer paso es aceptar la situación. Herrera explica que lo más recomendable es poner en marcha un trabajo concienzudo y en equipo con los especialistas. Debe haber una relación muy estrecha, no sólo para aprender a llevar el asunto, sino a favor de aplicar las técnicas de desarrollo emocional y conductual en el hogar. Si esto no se hace, los resultados nunca van a ser positivos. Es preciso que los padres comprendan que sus hijos son únicos y especiales.

"Si todos los que rodeamos a los niños nos dedicamos a la labor de profundizar en la disciplina, hogares funcionales y comportamiento emocional, seguramente, esto pueda influir en la parte conductual. Vivimos en una sociedad tan apurada que, en ocasiones, dejamos atrás a los que más amamos".

A su vez, señala que el tema invita a representantes y docentes a abocarse a los niños para luchar por un futuro prometedor, en pro del derecho a la diversidad.









Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com