Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Investigaciones

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Deficiencia de testosterona en hombres (I)

Deficiencia de testosterona en hombres (I)

Los niveles bajos de andrógenos, principalmente la testosterona, afectan el deseo sexual, la función eréctil, la densidad mineral ósea, la masa muscular y la fuerza, la distribución del tejido adiposo (grasa), el humor, la energía y el bienestar psicológico.

El mecanismo por el cual los andrógenos afectan estos sistemas fisiológicos y psicológicos, es a través de la síntesis de proteínas vitales. Es principalmente la testosterona (testosterona biodisponible) unida a proteínas circulantes, las que dirigen la síntesis y por lo tanto la actividad fisiológica. La Testosterona no unida (la testosterona biodisponible), representa aproximadamente el 3% de la testosterona total. La testosterona restante 97% se une a las hormonas sexuales ligada a la globulina transportadora (SHBG) y a la albúmina.

Esta muy bien documentada la relación que existe de estos problemas con la edad y la disminución gradual de la testosterona total en hombres adultos sanos. Los niveles de testosterona comienzan a disminuir a los 40 años y siguen disminuyendo linealmente a una tasa del 1,5% anual, mientras que los niveles de SHBG (hormona sexual ligada a la globulina transportadora) aumenta de forma exponencial después de los 40 años. Una estrategia ampliamente utilizada para determinar la porción no unida de la testosterona es medir los niveles en sangre de: testosterona total, SHBG y los niveles de albúmina en sangre y determinar así los niveles de la "testosterona libre calculada". Es posible tener una testosterona total normal y una "testosterona libre calculada" baja, teniendo un valor de SHBG alta. Esto puede ocurrir asociado con la obesidad, la diabetes tipo 2 y el síndrome metabólico. Una ?Testosterona libre calculada" con valores inferiores a 5 ng/dl se considera anormal.

Los síntomas que pueden estar asociados con una disminución de "testosterona libre calculada" en el envejecimiento masculino, incluyen disminución de la actividad sexual, pérdida de la libido, disfunción eréctil, disminución del volumen de la eyaculación, disminución de la intensidad orgásmica, irritabilidad, nerviosismo, debilidad generalizada, osteoporosis, disminución del vello corporal y la obesidad abdominal.

La testosterona es necesaria para el desarrollo en la pubertad; del pene y los genitales. Se ha demostrado que, la testosterona regula a las células madre del pene, para su crecimiento y la diferenciación del músculo liso. La ausencia de testosterona, estimula el crecimiento y la acumulación de tejido adiposo (grasa) en el pene, llevando a la disfunción eréctil (impotencia).

La testosterona es también un factor importante para la función del nervio dorsal y la estructura autonómica del nervio cavernoso. Por último, se ha demostrado repetidamente que la testosterona es responsable de la síntesis de la enzima que facilita la liberación del neurotransmisor clave, en la relajación de los vasos sanguíneos (óxido nítrico sintetasa) enzima que está implicada no sólo en el proceso de la erección, pero influye en el proceso para que la sangre fluya de manera creciente a todos los órganos, entre ellos; corazón y el cerebro.

Se ha demostrado en múltiples investigaciones que el tratamiento con testosterona durante 3 meses, resulta en un aumento de la erección, facilitado por los PDE5 (Viagra, Cialis, Levitra). El aumento en la síntesis del neurotransmisor vasodilatador, la óxido nítrico sintetasa, es lo que ayuda en este proceso.

En cuanto a la testosterona tipo gel, la dosis típica es de un tubo o un paquete o cuatro bombas por día. El gel de testosterona debe ser frotado en la parte superior del pecho, los hombros y los brazos en la mañana después del baño (tener cuidado que la pareja femenina no sea tocada por la testosterona).

La testosterona intramuscular, en volúmenes bajos de testosterona cipionato o enantato, (200 mg / ml) pueden ser autoinyectados, en la cara antero lateral del muslo en dosis de una vez a la semana y las inyecciones intramusculares profundas en la nalga, se colocan cada 3 meses (Existen en Venezuela). En cuanto a los gránulos de testosterona se implantan cada 4 - 6 meses.

Después de iniciar el tratamiento, los niveles de andrógenos en sangre deben chequearse cada 3 meses hasta obtener niveles normales fisiológicos, y luego revisarlos cada 6 meses.


Fuente: Dr. Ricardo Szemat Nikolajenko. Dr. Ricardo Szemat Daher.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
El Caribe | Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.