Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Belleza

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Consejos para la barba y el bigote

Consejos para la barba y el bigote

Aproximadamente a partir de los 13 años, el hombre empieza a pasar por un proceso de cambios debido a su desarrollo, entre los cuales aparece la barba y el bigote. A lo largo de tiempo esas características visibles en el rostro del hombre se han caracterizado por sinónimo de hombría y virilidad.

Estudios científicos revelan que en el rostro masculino hay entre 20 y 25 mil vellos, los cuales crecen diariamente algo así como medio milímetro. Siempre han sentido la necesidad de eliminarlos, pero es el siglo XVII que se perfeccionaron formas y filo de las navajas de afeitar., gracias a la llegada del acero, material con el que se elaboran hoy en día. En siglo XX llegaron al mercado las rasuradoras eléctricas, con lo que el hombre comenzó a afeitarse diariamente en su casa, solo frente al espejo, aprendiendo los secretos de una buena afeitada.

Tome nota de los siguiente tips para que esta labor sea más sencilla y sin problemas:

- Elegir entre rasuradora o rastrillo dependerá de la comodidad de cada quien. Tome en cuenta factores como tipo y sensibilidad de piel y de pelo, así como frecuencia de afeitado.
- Si decide emplear hojas de afeitar debe considerar un máximo de 10 afeitadas, si la barba no es muy gruesa, y luego reemplazarla.
- Lo más indicado para el uso de hojas de acero es que se humedezca y ablande para reducir la irritación, o bien si la barba es espesa para que la afeitada sea mejor y más rápida.
- Si el cutis es graso, existen lociones para antes de rasurarse cuyo propósito es retirar la sudoración para hacer la operación más fácil y menos irritante.
- 2 ó 3 minutos antes de emplear la navaja, aplique espuma, gel o crema para afeitar, de manera que el pelo se suavice.
- Lo ideal es afeitarse después de la ducha, cuando los poros están bien abiertos por el agua caliente.
- La primera pasada de la navaja debe hacerse siguiendo la dirección en que crecen los vellos de la barba, y un segundo recorrido será en sentido opuesto.
- Es conveniente utilizar ambas manos, una para estirar la piel y otra para pasar el rastrillo.
- Para el afeitado con maquina eléctrica, la barba debe estar lo más seca posible.
- Hay que tener en cuenta que la piel de la cara puede sufrir si se presiona demasiado sobre ella con la máquina o si el filo de la navaja no es suficiente.
- De presentarse irritación en la piel, en tanto se acude al médico a revisión, postergue el afeitado por algunos días y lave el cutis con jabón neutro.
- Una vez que haya concluido, evite agua caliente directamente en la piel, prefiera la tibia para retirar lo que quede de espuma, gel o crema.
- Aplique loción after shave que colaborará a cerrar los poros abiertos.
- Al secar, dé ligeros toques de toalla, nunca la frote contra la piel.
- Utilice cremas hidratantes hipoalergénicas (que protegen de posibles alergias) y sin perfume, pues éste reseca el cutis; las hay también que contienen en su fórmula bloqueador solar o factor de protección solar que previenen ante posibles quemaduras por exposición al Sol.
- Si su decisión es dejarse crecer bigote y barba, tome en cuenta recortarlos cada tres semanas, promedio, para que no pierdan atractivo.
- Si no es de su preferencia lucir ambos con las canas características del paso del tiempo, puede recurrir a teñirlas, para lo cual el mercado cosmetológico ofrece gran gama de productos.

Fuente: Saludymedicinas.com









Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com