Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Guía Infantil

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Conozca la verdad de los mitos sobre los alimentos en el embarazo

Conozca la verdad de los mitos sobre los alimentos en el embarazo

Huevos pasados por agua, soufflés y tiramisú están de vuelta en el menú para todos, después de que el consejo oficial del Reino Unido declarara hace 30 años que los huevos eran alimentos riesgosos para las mujeres embarazadas. La controversia se remonta a 1988, cuando un susto sobre la presencia de la intoxicación alimentaria por salmonella en huevos llevó a advertir a los grupos vulnerables que evitaran comerlos, informó el Daily Mail.

La ministra de salud de la época, Edwina Currie, declaró: «La mayoría de la producción de huevos en este país, por desgracia, ahora se ve afectada por la salmonella». En la década de 1990, los productores comenzaron un programa de vacunación y hoy el riesgo se considera insignificante.

Pero, ¿qué pasa con todas las demás normas de seguridad alimentaria que seguimos a menudo, como lavar el pollo antes de cocinarlo, por ejemplo? Hoy examinamos la verdad entre estas creencias y cómo alimentarnos de manera segura, especialmente durante la gestación.

Huevos. Desde el temor a la salmonella, el Gobierno ha aconsejado que las mujeres embarazadas, los niños pequeños y las personas de edad avanzada eviten comer huevos que no estén completamente cocidos. La salmonella no se elimina al calentar y puede causar vómitos, diarrea y calambres.

Carne. La carne propaga bacterias, como la E. coli, una bacteria que intoxica los alimentos y que vive en las superficies de los mismos y puede terminar adentro, por ejemplo, en una hamburguesa. Las hamburguesas mal cocinadas son responsables de más de 800 casos de intoxicación alimentaria cada año.

Nunca lave el pollo. Muchos de nosotros todavía lo hacemos, pero los expertos lo consideran obsoleto e inseguro. Eso es porque salpicar agua sobre un pollo puede propagar bacterias como Campylobacter, que puede causar enfermedades gástricas. La única manera de eliminar con éxito las bacterias en las aves de corral es cocinarlo a fondo hasta que la carne no esté rosada y los jugos salgan limpios.

No almacene en el refrigerador. La acrilamida es un carcinógeno probable (una sustancia que promueve células cancerosas en el cuerpo) que se forma cuando los alimentos con alto contenido de almidón, como las papas y el pan, se cocinan a más de 120C al freír, asar u hornear.

Coma maní. Alguna vez se pensó que los niños tenían más probabilidades de desarrollar una alergia a los cacahuetes (maní) potencialmente mortal si se los exponía en el útero o en la infancia, pero puede ocurrir lo contrario. El consejo del gobierno es que las mujeres embarazadas con antecedentes familiares de alergia pueden consumir este alimento a menos que sean alérgicas.

Dígale «no» al sushi. Muchos expertos no recomiendan el consumo de pescados durante el embarazo, especialmente el pescado crudo, presente en platillos muy populares, como el sushi, pues la probabilidad de sufrir una intoxicación es mucho más elevada. El pescado puede estar contaminado con virus, incluido el norovirus, por lo que los grupos vulnerables como las mujeres embarazadas y los mayores de 65 años siempre deben comerlo cocido.

Con información de Daily Mail










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com