Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Cocina

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Bolitas de arroz y queso

Bolitas de arroz y queso

También conocidas como Ariancini, estas bolitas de origen italiano son perfectas para ser servidas en reuniones o en las comidas de los niños. Pueden ir rellenas de carne, verduras o tocino, como usted las prefiere. En esta oportunidad le explicaremos cómo prepararlas con queso y arroz:

Ingredientes

- 200g de arroz redondo.
- 2 dientes de ajo.
- 50g de mozzarella rallada.
- 50g de mozzarella fresca.
- 1 cucharadita de orégano.
- Pan rallado.
- 1 huevo.
- Sal y pimienta.
- Aceite.

Preparación

1. En una olla coloque un chorrito de aceite a fuego suave. Añada los dientes de ajo y deje cocinar un par de minutos. La idea no es dorar el ajo si no aromatizar el aceite con su sabor. Por eso es mejor hacerlo a fuego muy suave. Luego agregue el arroz y remueva con una cuchara de madera a fuego medio durante un minuto más.

2. Es el momento de añadir el agua. El doble de cantidad que de arroz así que, si había puesto 200 g de arroz, agregue 400ml de agua. Añada una pizca de sal y deje cocinar el arroz a fuego medio-bajo unos 15 minutos. Hasta que haya absorbido todo el agua. Una vez cocido el arroz deje enfriar completamente en la nevera. A partir de este punto, los pasos a seguir son los mismos que si tuviera un arroz que sobró del día anterior. Aderece el arroz ya frío al gusto. Eche un poco de pimienta negra recién molida, una cucharadita de orégano seco y queso mozzarella rallado y remueva bien con la cuchara de madera.

3. Ahora agarre una pequeña porción del arroz y la aplasta con la otra mano un poco en el centro. En ese lugar, incorpore una pequeña porción de queso mozzarella fresco. Después otra porción un poco más grande y agréguela encima. Dele forma de bola de tal manera que esa porción de queso quede encerrada en su interior. Asegúrese de prensar bien la bola o si no corre después el peligro de deshacerse. Al final, quedará una bolita que cabrá ampliamente en la palma de sus manos.

4. Pasar la bola por harina, después por huevo batido y finalmente por pan rallado, posteriormente dejar en un plato y congelar durante 10 minutos, para que la masa se asiente bien. Y finalmente freír en abundante aceite que esté bastante caliente. Hacerlo hasta que las bolas estén doradas por fuera y el queso de su interior esté totalmente fundido. Retire y listo.

Con información de Cocinacaserayfacil.net










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com