Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Sexo

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Besos para volverlo loco de placer

Besos para volverlo loco de placer

Un beso puede llegar a ser más íntimo que la relación sexual misma. Es una muestra de afecto que ha existido por miles de años y que adquirió un significado emotivo, íntimo, especial pero sobre todo, erótico.

Aunque se le suele atribuir los besos a las mujeres, los hombres también son excelentes receptores de ellos. De hecho, existen ciertas partes del cuerpo donde un beso puede enloquecer.

La nuca.

El cuello es un punto sensible que recibe muy bien los besos y caricias, pero puede irse un poco más allá hacía la parte de atrás del cuello para obtener mejores resultados.

Se trata de una zona sensible y poco predecible, hágale creer que lo besará donde siempre y luego sorpréndalo dando tiernos besos en su nuca.

Los muslos.

La parte interna de los muslos es bastante sensible tanto para ellos como para las mujeres y a veces se puede olvidar que puede usar esto a nuestro beneficio. No dude en recorrer esta parte de su cuerpo y lo tomará de sorpresa, además de provocar en él un deseo incontrolable.

Las orejas.

Son un área efectiva por excelencia. Un sensual beso en su oreja puede ser suficiente para que todo acabe de mejor manera y si de paso le susurra algunas palabras eróticas, el resultado pudiera ser mejor.

Las caderas.

Tanto para las mujeres como para los hombres se trata de otra zona muy sensible, ellos también disfrutan ser besados acá por la cercanía con su órgano viril. La clave está en crear expectativa y dar algunos besos en esta zona sin llegar a donde ya sabemos, esto hará que él sienta más excitación.

Pies.

Los pies son un fetiche sexual, aunque suene raro. Si se siente cómoda con ello puede hacer la prueba, solo asegúrese de dos cosas que su pareja esté de acuerdo y que sus pies estén limpios.

Abdomen.

Un recorrido sensual desde su cuello hasta su abdomen bajo es suficiente para que su hombre se incendie de pasión. Comience con pequeños besos y conforme vaya avanzando puede añadir un poco de su lengua. La sensación de su saliva en su piel lo hará estremecer.

Con información de Soy Carmín










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com