Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Investigaciones

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
La prevención constituye el arma fundamental en la lucha contra estas enfermedades
Ataque cerebral

Ataque cerebral

Un accidente cerebrovascular (llamado también ataque cerebral) ocurre cuando la irrigación cerebral sufre algún daño. Ya sea porque alguna arteria es bloqueada y se produce lo que se llama un ataque de origen isquémico; o porque una arteria se rompe y produce una hemorragia.

Dependiendo de la extensión y la localización de la lesión, será el grado de secuela neurológica posterior. La persona puede quedar con incapacidad para hablar, leer, ver, escribir, pensar y recordar; y en muchos casos la muerte se puede producir en pocas horas. Por eso, el accidente cerebrovascular (ACV) se define como una emergencia médica ya que el tiempo es vital en la prevención del daño cerebral.

Cuando un ACV es tomado a tiempo se evita, en primer lugar, la muerte y en segundo, que el daño sea irreversible, es decir, la muerte celular en la zona afectada. Y ese tiempo está medido: son las primeras tres horas.

Por eso, los especialistas insisten en la importancia de la prevención ante este tipo de enfermedad, que apunta a dos objetivos en la conducta de la población de riesgo. Por un lado, aumentar los cuidados sobre el sistema arterial para disminuir las causas del deterioro. Y en segunda instancia, el conocimiento de los síntomas que pre anuncian estos accidentes para que la persona acuda inmediatamente a un centro con capacidad para atender este tipo de patologías.

El ACV hemorrágico tiene distintos orígenes. Uno de ellos, el producido por la ruptura de una pared arterial debilitada. La hipertensión arterial aumenta el riesgo de ruptura, ya que en aquellas personas con presión arterial mal controlada, un pico de presión repentino es capaz de provocar una hemorragia cerebral.

Otro origen es un aneurisma, anomalía congénita de la pared de la arteria que afecta al 4% de la población. La arteria tiene una pared débil donde el impacto de la sangre produce una dilatación (un globo muy pequeño) que va aumentando progresivamente de tamaño con los años hasta que hasta que finalmente se desencadena la ruptura de la arteria comprometida.

Síntomas

Los síntomas de un accidente cerebrovascular en general aparecen en forma repentina. Sin embargo, pueden aparecer algunas señales como:

-Debilidad en brazo, mano y/o pierna de un lado del cuerpo.
-Una pequeña pérdida de conocimiento con recuperación posterior.
-Trastorno en la visión intermitente.
-Dificultad para expresar la palabra que se quiere decir.

En algunos casos, los síntomas pueden aparecer, durar un tiempo y desaparecer, constituyendo lo que serían ataques isquémicos transitorios. Los mismos sirven como una alarma y es necesario recibir ayuda médica para impedir un ataque cerebral definitivo.

En el ACV hemorrágico, los síntomas son un repentino dolor de cabeza, parálisis corporal, puede haber trastorno para hablar, y posterior pérdida de conocimiento.

Es de vital importancia que usted o la persona que lo acompañe pueda detectar éstos síntomas para acudir de forma inmediata a un centro médico, cada minuto cuenta en calidad de vida.

Factores de riesgo en los accidentes cerebrovasculares La hipertensión, la diabetes, la obesidad y el tabaquismo aumentan el riesgo de accidentes cerebrovasculares. También el estrés es un gran protagonista, ya que genera aumento de la presión arterial, secreción de insulina, de adrenalina, y aumenta el trabajo del corazón. Es un factor funcional capaz de precipitar un infarto o una hemorragia cerebral.

Prevención

Las medidas de prevención involucran el control de los factores de riesgo, entre ellas podemos mencionar:

? Controla tu presión arterial en forma periódica, de ser alta consulte a su médico y siga sus indicaciones.
? Evita fumar.
? Realiza controles para descubrir posibles patologías cardíacas y mantenerlas controladas
? Realiza controles de Glicemia (nivel de azúcar en sangre)
? Controla el nivel de colesterol
? Realiza ejercicio físico en forma periódica
? Evita el exceso de peso, límite la cantidad de grasas y sodio en su dieta
? Si bebes alcohol, hágalo con prudencia









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
El Caribe | Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.