Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Vida

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
5 secretos del sexo anal

5 secretos del sexo anal

1. Un placer diferente. El sexo anal receptivo es muy satisfactorio. La zona rectal tiene muchas terminaciones nerviosas que contribuyen a alcanzar un poderoso orgasmo, si se realiza una buena estimulación. Asimismo, representa un punto de masaje para las paredes vaginales. Para practicarlo, se debe recordar que, dada su condición de esfínter muscular, tiende a ofrecer resistencia, por lo que se recomienda controlar los nervios. A diferencia de la vagina, el ano no se autolubrica. Esto se traduce en la necesidad de emplear cremas o aceites que no irriten.
Al momento de la penetración, tu pareja debe ser muy cuidadosa. Es conveniente dilatar el músculo con un dedo o un juguete sexual, antes de la introducción del miembro. El uso de preservativo también es de suma importancia, así como tomar medidas de higiene. En este contexto, se debe evitar el coito vaginal, luego del anal, debido a que se corre el riesgo de contaminar la vagina con flora bacteriana.

2. Rechazo femenino. Una investigación arrojó que las mujeres no gustan del coito rectal, pero en muchas ocasiones terminan accediendo por presión de sus parejas. Las chicas se muestran reticentes a probar esta práctica sexual, debido al miedo a experimentar un dolor muy fuerte. Este es uno de los grandes mitos del sexo anal. Lo cierto es que, con una estimulación adecuada y el uso de lubricantes, no debería causar grandes molestias.

3. No lo hagas, si no sabes. Con relación a la parte médica, no es extraño que algunos ginecólogos atiendan a pacientes con problemas de incontinencia. Es frecuente que las adolescentes prueben el sexo anal como método para preservar su virginidad. Pero, una mala penetración puede derivar en infecciones. Además, se han presentado casos en los que el ano termino dilatándose permanentemente, teniendo que usar pañales de manera constante.

4. Conoce las ETS. Por lo general, las personas ignoran que el coito rectal también es una forma de contraer enfermedades de transmisión sexual. Un estudio reveló que los chicos no sabían que podían exponerse al contagio, si no usaban protección.

5. La pornografía no lo es todo. Las imágenes y películas eróticas no son la única fuente de inspiración para quienes recurren a esta práctica sexual. De hecho, existen muchas otras razones para probar este inusual placer, como la competencia entre los hombres y la necesidad de romper la rutina con la pareja.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
El Caribe | Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.