Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Nutrición

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Los kilos que se pierden rápidamente se recuperan a la misma velocidad, por lo cual se sugiere una alimentación variada y balanceada.
¡Cuidado con las dietas mágicas!

¡Cuidado con las dietas mágicas!

Promesas y más promesas ofrecen las cada vez más recurrentes dietas mágicas que aseguran bajar de peso en tan sólo una semana, quince días o un mes.

Mientras lo más increíble aún es poder lograrlo sin hacer mucho esfuerzo, tal como la mayoría de ellas profesa. Como el hecho de adelgazar se ha convertido en el objetivo que gran parte de la población aspira lograr, estas opciones que aparentan ser maravillosas son una tentación que muchos aceptan, sin conocer los efectos que puede tener en su salud.

Entre la variada oferta que hay en el mercado se pueden considerar dietas mágicas, la de Atkins, la de los puntos y la de la piña. A juicio de la licenciada en Nutrición, Adriana Padrón, estos patrones alimenticios tienen gran aceptación en la sociedad porque “prometen bajar kilos a velocidad de un rayo y a los pacientes les interesa bajar rápidamente de peso, sin importar los riesgos a la salud que éstas le pueden ocasionar”. Las personas cuyas edades oscilan entre los 16 y 50 años son las que por lo general tienen mayor inclinación por estas opciones, bajo la influencia de la sociedad y la publicidad.

Milagros dañinos La especialista mencionó que la pérdida de peso saludable debería ser de 1 a un kilo y medio por semana y, en caso de que se supere esta cantidad se estarían comprometiendo otros tejidos. A continuación el detalle sobre las características de los patrones alimenticios que se ofrecen como mágicos y los daños que pueden ocasionar a la persona.

La dieta de Atkins
Pregona la exclusión de los carbohidratos y del azúcar, eliminando la ingesta de pan, papas, pastas, legumbres, fruta, arroz, y lácteos. En cambio pueden tomar todas las proteínas y grasas que quieran: embutidos, carnes, salsas. Esta dieta promete bajar de peso a corto plazo, reduciendo de 2 a 4 kilos la primera semana. Algunos de sus daños son:
1. El alto consumo de grasas saturadas y proteínas altas en colesterol están relacionadas con enfermedades específicamente cancerosas; aumentan el nivel de ácido úrico, triglicéridos y colesterol, el cual se acumula en las arterias y es un peligro para el corazón.
2. Cuando el cuerpo se encuentra despojado de carbohidratos, pierde agua, agota las reservas de energía en el cuerpo, recurre a los depósitos de grasa del organismo, pero también en los músculos, provocando un desgaste muscular y fatiga.
3. La ausencia de frutas y el consumo reducido de verduras pueden provocar una riesgosa carencia de vitaminas y minerales ocasionando dificultades respiratorias.
4. La falta de fibra ocasiona problemas de estreñimiento y acumulación de desechos tóxicos. El régimen de los puntos….
Es extremadamente alto en grasas (hasta un 90%), bajo en carbohidratos y apenas proporciona la suficiente proteína para satisfacer las demandas del organismo. Se puede presentar irritabilidad, apatía debido al hambre y a la disminución del azúcar en sangre. Podrían manifestarse náuseas y vómitos ocasionando deshidratación debido a que no les provoca tomar suficientes líquidos. Algunos de los efectos adversos a largo plazo son colesterol y triglicéridos elevados. Otros efectos pueden incluir cálculos renales, estreñimiento, crecimiento subóptimo, deficiencia de carnitina (uno de los componentes de la proteína usado para transportar ácidos grasos y oxidarlos dentro de la célula) y una anormalidad del ritmo cardíaco.

La dieta de la piña….
Es una dieta hipocalórica, monótona y desequilibrada que al mantenerse durante varios días puede acarrear graves deficiencias nutricionales. Sobre todo se pierden líquidos, por lo que el peso se recupera rápidamente al abandonar este régimen. Es perjudicial porque fomenta el consumo de un alimento único que es la piña, que le atribuye propiedades individualmente beneficiosas. Además de aburrida es poco atractiva y resulta desequilibrada.

Un uso continuo de esta dieta puede producir trastornos digestivos, pues hay una carencia de nutrientes que impide al cuerpo funcionar correctamente. Al ser una dieta rica en carbohidratos limita en gran medida alimentos ricos en proteínas (leche y sus derivados, carnes, pescados, huevos) y/o grasas (aceites, mantequilla, margarina). Siguiendo este régimen hay carencia de ácidos grasos esenciales, vitaminas liposolubles y proteínas. El aporte excesivo de fibra disminuye la disponibilidad de absorción y al mismo tiempo, puede provocar trastornos intestinales como diarreas, cólicos abdominales y flatulencia Agregó que no es recomendable suprimir los carbohidratos de la dieta diaria porque son los que “proporcionan energía al organismo, suministran además vitaminas del complejo B, hierro, calcio y fibra. Sin ellos en nuestra alimentación utilizaríamos como energía nuestra masa muscular y por esta razón existe desgaste muscular y fatiga en estos pacientes que excluyen los carbohidratos de la dieta”.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.