Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Deporte

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Venezuela, el equipo de las expectativas no cumplidas

Venezuela, el equipo de las expectativas no cumplidas

La selección venezolana de béisbol acudió a la cuarta edición del Clásico Mundial de la disciplina con el objetivo de superar lo hecho en las citas anteriores, pero se quedó corta, demostrando que, pese a contar con innumerables estrellas, su juego no sobresalió.

Muchos aficionados venezolanos, contagiados por el ánimo y la esperanza, presagiaban un mejor desempeño de su escuadra, pero se equivocaron: la «lamentable» participación -según declaraciones del propio Omar Vizquel- de su conjunto, que repitió el sinsabor de quedarse fuera antes de tiempo. Así que si a ver vamos, no hay manera de negar que rayó en el fracaso rotundo.

No se explica cómo un grupo de talentosos peloteros, con preparación previa, conocedores del torneo, vuelve a ser protagonista de otra gran desilusión para los seguidores de este deporte.

Previo al torneo

Un mes antes del inicio del certamen, un grupo de jugadores elite liderados por Miguel Cabrera se reunió en los campos de entrenamiento de la Universidad Internacional de Florida para comenzar a ganar ritmo -de cara al certamen y al Spring Trainning- y para lograr compenetración entre sí.

Vizquel declaró a worldbaseballclassic.com que «si el bateo está bien preparado el equipo va a llegar lejos», pero no sucedió. Ninguno de los cuerpos (bateo y pitcheo) respondió de manera oportuna en los momentos que más requerían inteligencia y paciencia.

Lo que pudo haber pasado

La característica más resaltante del elenco vinotinto durante toda su participación fue la desincronización entre ofensiva y pitcheo, aunado a errores a la defensiva. Aun cuando destacó el poder del madero en la primera ronda, los serpentineros permitieron un número considerable de anotaciones, y viceversa en la segunda fase.

«Salimos por un out del primer round, en el que permitimos 30 carreras en tres juegos. Siempre estábamos tratando de venir de atrás en todo momento. Eso puso bastante presión sobre los bateadores para tratar de anotar carreras», dijo Vizquel en declaraciones publicadas por el portal del evento.

Se conoció previo al Clásico que la mayor debilidad del equipo tricolor era el roster de lanzadores, sobre todo el relevista, que no mostró el nivel adecuado, ya sea por falta de ritmo y/o porque la mayoría no juega en ligas de alto nivel como la MLB (Major League Baseball).

Si bien Héctor Rondón y Francisco ‘Kid’ Rodríguez compiten en las Grandes Ligas, también es cierto que este último cumple el último ciclo de su carrera, por lo que su estado físico no es el más óptimo. Pese a su triunfo frente a Italia en la primera ronda y el salvado en la segunda ante el mismo conjunto, Rodríguez no selló números positivos. En 2.1 episodios lanzados, permitió cuatro imparables (incluyendo un jonrón), dio una base por bolas y no ponchó, para dejar su efectividad en 3,86 y un preocupante de whip (promedio de boletos y hits permitidos por episodios lanzados) de 2.14.

Por su parte, en el plato se apreció impaciencia del bateador de turno. Los venezolanos se mostraron desesperados al hacer swing al segundo o tercer lanzamiento. Carecieron de calma, de saber jugar estratégicamente con el lanzador contrario; lo que este podía plantear y con qué recurso se podía responder de manera efectiva.

Pareció que los peloteros no ponían en práctica su plan de bateo, pese al trabajo de scouting (análisis de los equipos rivales) realizado por Octavio Hernández.

Por último, la apatía arropó a la selección. En los dos encuentros contra Puerto Rico, a Venezuela se le dificultó reponerse de un marcador parcial adverso; no encontró el rumbo para intentar revertir la situación.

«Nosotros pensábamos que íbamos a llegar hasta la final, con un equipo aguerrido. Los otros equipos llegaron muy preparados también y ejecutaron su plan a la perfección. Pitcharon mejor que nosotros y batearon mejor que nosotros, simplemente», sentenció el estratega y ganador 11 veces de Guante de Oro del béisbol de la gran carpa.

Muy distinto al fútbol, el béisbol se trata de merecimiento, y Venezuela no hizo los deberes necesarios para ganarse llegar más lejos, volviéndose a quedar como un equipo de expectativas no cumplidas.

Salvedades

-Los peloteros no estaban en forma, y de hecho, así lo confirmó el mánager a medios nacionales tras la eliminación de Venezuela: «es imposible para ellos llegar al 100 por ciento».

-Se trata de un campeonato muy corto, que impide el aumento de rendimiento o tener la oportunidad de cambiar aspectos no favorables en un tiempo breve.

-Venezuela jugó mejor como colectivo en la segunda ronda pese a perder los tres partidos.

Números

-La ofensiva venezolana dejó el peor promedio de todo el torneo al anotar solo 28 carreras.

-El aspecto defensivo careció de contundencia al recibir 55 anotaciones.

-Fue el octavo peor equipo de la edición 2017.

-El campocorto Alcides Escobar destacó en bateo al promediar .375 de average, con un porcentaje de embasado de .400 en siete compromisos.

-Pese a la derrota frente a Puerto Rico en el primer juego, Félix Hernández dejó una efectividad de 1.17 en 7.2 innings lanzados, en los que recibió cinco inatrapables, permitió dos carreras, dio pasaporte a dos y ponchó a seis.










Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.