Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Vida

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Por qué sufrimos de envidia

Por qué sufrimos de envidia

Es un sentimiento negativo que afecta la autoestima y bloquea las energías positivas, deseos de poseer o de tener algo de otra persona. Es un sentimiento que no produce nada bueno.

Y aunque es muy común entre la mayoría de las personas, el no saber dominarla puede llegar a ser algo muy autodestructivo. Comienza a surgir durante los primeros años de vida, cuando un niño se relaciona con un grupo social y se siente amenazado en su terreno, se produce un sentimiento de vacío y de desear y poseer todo aquello que no tiene y que ve que tienen los demás.

Empiezan las pataletas y manifestaciones de rabia. Lo importante es no complacerlo con lo que quiera, sino explicarle de forma lógica que debe aprender a valorar lo que tiene y que no todo lo puede conseguir con una rabieta, así como inculcarle el valor de las cosas y de no desarrollar ese sentimiento de envidia.

A medida que el niño vaya creciendo y si se le deja pasar esos episodios de envidia constante, crecerá con sentimientos de frustración y de baja autoestima, y se convertirá en un adulto envidioso, lleno de rencor por el éxito de los que lo rodean, logrando apartar todo lo bueno de su vida y cerrando los caminos hacia su éxito.

Pero ¿cuándo sabemos que tenemos envidia? Por lo general ese tipo de persona se esconde con una actitud diferente, es amable y simpática. El envidioso se alegra de los fracasos ajenos y siempre está pendiente de los éxitos y derrotas de las personas que lo rodean, a tal punto de descuidar su vida propia. Lo importante es saber que si sigues manteniendo o agrandando ese sentimiento de envidia generas ansiedad, tristeza y rencor, se te escapará de las manos y no podrás controlarlo sin ayuda, te volverás cínico, bloquearás todo pensamiento positivo y el éxito hacia ti. Conseguirás obtener soledad y rechazo de tu círculo social.

Cuando aparezca en nosotros la mínima señal de poseer envidia de algo o de alguien inmediatamente acudamos a Dios, y tratemos de atraer hacia nosotros pensamientos positivos de autoestima; concentrémonos en nosotros mismos y en nuestras virtudes y cualidades.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.