Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Guía Infantil

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Entrevista. Patricia Herrera, licenciada en educación
Los niños violentos pueden desarrollar psicopatías

Los niños violentos pueden desarrollar psicopatías

Existe una gran consternación ante la incidencia del comportamiento violento en los niños. Este asunto de alarmante complejidad debe ser comprendido por padres y maestros, de manera que puedan atacar el problema a tiempo. Este tipo de reacciones en edad temprana pueden incluir arrebatos de ira, agresiones físicas, amenazas, intentos de herir a otros, pensamientos homicidas, crueldad con los animales o destrucción de la propiedad privada.

Patricia Herrera Pereira, licenciada en educación con especialización en dificultades de aprendizaje y retardo mental, egresada de la Universidad José María Vargas, afirma que la violencia puede deberse a múltiples factores, como, por ejemplo, modelar conductas que ve en su hogar o en su entorno social. Sin embargo, esto no es una premisa.

"En función de las influencias ambientales en la edad escolar, encontraríamos comportamientos violentos que no necesariamente tienen que presentarse en la infancia, sino que se desarrollarían en la edad adulta, por causa de maltrato, baja autoestima, abuso físico o psicológico, entre otros factores que determinan el comportamiento del ser humano. Debemos recordar que, cuando estamos en edad escolar y preescolar somos como esponjas que recibimos lo que el medio ambiente nos ofrece y a eso podemos sumarle el hecho de que es posible la presencia de una predisposición genética".

La especialista también explica que, en un ambiente donde hay violencia, resulta casi inevitable que el niño copie ese comportamiento. Esto depende, esencialmente, de la predisposición de la persona. No obstante, es importante señalar que estas reacciones agresivas pueden derivar en psicopatías. De hecho, al revisar un poquito la historia, nos damos cuenta de que aquellas personas que cometen transgresiones importantes, como violaciones, torturas o asesinatos múltiples, tuvieron una infancia muy fuerte, que fueron abusados, que fueron golpeados y maltratados; todo eso da pie para que se desarrollen psicopatías.

"Decir que un niño nace violento implicaría un amplio estudio que nos llevaría hacia el campo genético. Hay predisposición para el cáncer o la epilepsia, pero no me atrevería a decir que es algo que se genera en el vientre materno. Sin embargo, debemos recordar que si el niño esta rodeado de violencia, va a modelar conductas o puede responder de esta forma, en un intento de atraer la atención de sus padres, pero, también puede ser que el niño aprenda a ser violento, a través del conductismo. Esta teoría nos dice que actuamos en función de un estímulo y respuesta. Si a mí me dan violencia como estímulo, yo respondo con violencia. Asimismo, el constructivismo nos dice que yo soy el constructor de mi propio aprendizaje; entonces, las herramientas que mi entorno me está ofreciendo son perniciosas, por lo tanto, yo voy a construir mi aprendizaje y mi modo de vida, mediante la agresión".

La licenciada Herrera concluye que el niño sí puede aprender a ser violento e insta a padres, representantes y maestros a actuar adecuadamente para prevenir estos trastornos y modelar a un adulto sano.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.