Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Investigaciones

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Los Celos Enferman

Los Celos Enferman

Los celos son sentimientos que la mayoría de las personas experimentamos en algún momento de la vida. Pero existen dos tipos: los normales y los desmesurados.

Los celos son un estado emotivo de ansiedad que está caracterizado por el miedo ante la posible pérdida de lo que se tiene. Pueden ser considerados patológicos o normales, dependiendo de la intensidad y del hecho de que se deban a una causa justificada o no tengan fundamento alguno.

Tipos de celos

* Celos sanos: son una preocupación por la posibilidad de perder a la persona amada. También son un sentimiento de malestar por la relación que el otro tiene con un tercero. Pueden causar algunos problemas pero suelen ser pasajeros, siempre que se trate de una situación flexible y exista mucha confianza en la pareja.

* Celos patológicos: están acompañados de sentimientos de enojo, hostilidad, ansiedad, depresión e inseguridad. La intensidad es tan grande que pueden resultar destructivos para la relación.

La celotipia se presenta en la persona como un delirio, es decir, una psicopatología cuyo eje es la idea falsa de la traición, sin ningún argumento lógico o prueba que lo demuestre.

Los enfermos de celos suelen discutir con su pareja cuando tratan de comprobar la infidelidad que imaginan, de hecho pueden incurrir en acciones como coartar la libertad de movimiento del otro, seguirlo, agredirlo o investigar al supuesto amante. Si este comportamiento se mantiene por lo menos un mes, suele ser diagnosticado como celotipia.

Superarlo requiere ayuda profesional, pues entorpece la vida y las relaciones con los demás. La celotipia causa un nivel de ansiedad tal que convierte en irreflexivas a sus víctimas.

Para esto te aconsejamos que evites los pensamientos destructivos. Sustitúyelos por otros que te den seguridad y confianza en ti mismo. Esfuérzate por ser positivo y diferencia los hechos reales de aquellos nacidos de tu imaginación y guíate por los hechos para ver si realmente hay un conflicto que debas solucionar.

Recuerda que los celos siempre nacen de algún temor. Conócete a ti mismo y potencia tus virtudes. Así contarás con la fuerza y seguridad necesarias para superar los celos y gozar una mente tranquila con libertad y confianza.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.