Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Sociedad

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Lo que nunca debes decirle a una mujer

Lo que nunca debes decirle a una mujer

Un simple comentario o una observación que consideres normal, puede llevarte a aguas turbulentas con tu novia o esposa. Por lo general, las mujeres tenemos una autoestima delicada y nos ofendemos con facilidad. Si estás empezando una relación o acabas de casarte y deseas llevarte bien con tu compañera, este artículo es ideal para ti. Te contamos cuáles son las frases que nunca debes decirle a una mujer para llevarte bien con ella.

Estás gorda. Para acabar con el amor propio de una mujer, basta con esta simple frase. No importa cuántas veces te pregunte: "¿Estoy más gorda?", la respuesta tiene que ser siempre: "No". Las mujeres decimos que preferimos que seas honesto, pero confía en nosotros, no es así. Indicarle que ha subido de peso podría generar una discusión innecesaria, así que trata de pasar por alto ese hecho o intenta hacérselo ver con toda la sutileza de la que seas capaz.

No te estaba poniendo atención. Si tu mujer te habla, escúchala, por más trivial que sea su plática. No hay nada peor que tratar de contarle algo a alguien y que su mente esté divagando. Es verdad que en ocasiones podemos ser tediosas, pero saber que somos escuchadas es importante para nosotras.

Tu amiga es sexy. No importa que su amiga sea bonita, ¡ella está prohibida incluso con el pensamiento! Ten mucho cuidado al hacer comentarios que puedan dañar una amistad o que la hagan sentir celosa. Hay cosas que si las vas a decir lo tienes que hacer con cuidado. Recuerda que las mujeres no somos verdaderas amigas entre nosotras. Siempre hay algo de celos y, como dijo el gran escritor Oscar Wild: "La vanidad de una mujer hiere la vanidad de otra mujer".

Cálmate. No hay nada peor que nos digan que nos calmemos cuando estamos pasando por un disgusto o una crisis. Sólo escucha y quédate callado. Eso pasa solo. Tampoco te enojes, por la situación, ya que podrías empeorar las cosas. Si de verdad quieres a tu novia o esposa, debes armarte de paciencia.

Mi mamá cocina mejor. ¡Suegra no es amiga! Las mujeres odiamos que nos comparen con nuestra suegra. Aprecia su esfuerzo y valórala por lo que es, no trates de que sea una copia exacta de tu madre, porque se aburrirá de ti muy rápido.

¿Por qué estás cansada? Si te dice que está cansada, tendrá sus razones. Es posible que haya tenido un día duro o haya llevado a cabo alguna labor que la haya dejado agotada. Lo peor que puedes hacer es cuestionarla. Con esto sólo estarías dando a entender que lo que ella hace no es suficiente o no tiene valor para ti.

Atiéndeme. Tu esposa o novia no es tu mamá, así que no le pidas que te atienda como si fueras un niño pequeño. Para que una pareja crezca, haya amor y se consolide, las tareas del hogar deben compartirse. Si ella está cansada, prepara tu propia cena y no esperes que ella lo haga. Tampoco estaría mal que la sorprendas cocinando para los dos.

Estás exagerando. Las mujeres suelen confiar en sus emociones más que los hombres, y lo que a ti te parece mundano, puede que a ella la angustie mucho. En lugar de acusarla de exagerar, suma unos puntos a favor ayudándola a descubrir la raíz del problema.










Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.