Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Belleza

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
La verdad sobre el colágeno tomado

La verdad sobre el colágeno tomado

Las farmacias ofrecen suplementos alimenticios orales de colágeno que, aseguran, contrarrestan la pérdida de esta proteína y por tanto palían los efectos del envejecimiento en nuestro organismo. Unas fórmulas de colágeno que son prometedoras, aunque todavía sin suficientes resultados testados científicamente.

Colágeno marino, colágeno hidrolizado, colágeno con magnesio... en polvos, en cápsulas y hasta con sabor a vainilla o fresa. Productos que parecen ser la solución para que las arrugas de la piel se atenúen y los dolores de la artrosis también.

Pero el dermatólogo Agustín Viera y la reumatóloga Montserrat Romero nunca lo prescriben en su consulta. Ambos coinciden en que este tipo de productos pueden tener un futuro prometedor pero todavía no existen los suficientes ensayos clínicos con humanos que hayan probado su eficacia.

"Da la sensación de que el colágeno vale para todo pero en realidad la nutricosmética se debe entender como una herramienta que complementa un estilo de vida sano y equilibrado, con cuidados tópicos de la piel específicos", considera el dermatólogo.

Para que el colágeno consumido ofrezca resultados tendría que ser asimilado por el organismo, "distribuido por el torrente sanguíneo tiene que llegar a la piel con una determinada concentración para que alcance una eficacia objetiva. Por esa la importancia está en la biodisponibilidad", señala el especialista.

No todos los productos de colágeno son iguales. Según el doctor Viera, hay productos de colágeno nativos cuya biodisponibilidad es tan baja que la digestión humana solo es capaz de aprovechar un porcentaje inferior al 1%, otros gelatinizados pueden aumentar la biodisponibilidad hasta el 10% y otros hidrolizados aumentan este porcentaje.

"Muchas veces -añade- no están claras las fórmulas, ni las dosis de esas fórmulas, ni el tiempo que hay que utilizar el producto, ni si interactúan unas sustancias con otras, ni los limites superiores para su uso seguro. Hay que considerar que haya una repercusión objetiva en el paciente".

No está de más que le aportemos a nuestro cuerpo vitaminas, sin embargo el cuidado básico de la piel como lo es la hidratación corporal y el consumo de agua son la clave para el buen funcionamiento de los medicamentos. Fuente EFE









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.