Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Nutrición

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
La intolerancia al gluten y las enfermedades neurológicas

La intolerancia al gluten y las enfermedades neurológicas

El doctor David Perlmutter inicia el primer párrafo de su libro Cerebro de pan con una afirmación categórica: "Tu cerebro pesa kilo y medio, y tiene cientos de miles de vasos sanguíneos. El número de conexiones que alberga supera a la cantidad de estrellas de la vía láctea. Es el órgano más grasoso del cuerpo. Podría estar sufriendo en este instante sin que te des cuenta".

Nuestro cerebro está compuesto fundamentalmente de grasa y, por lo tanto, se alimenta de ella. Uno de los efectos más destructivos para este órgano y que genera una serie de síntomas que se vuelven insoportables para el paciente, es la enfermedad celíaca, siendo ésta una enfermedad inmune en la que los pacientes no pueden consumir gluten porque afecta seriamente tanto a su intestino delgado como a su cerebro.

Pero, ¿por qué el gluten podría afectar al cerebro? El gluten es, en principio, una palabra que proviene del latín y significa cola o pegamento, es una proteína compuesta que funciona como adhesivo y que la podemos encontrar en el pan, las pastas, galletas, masa para la pizza y muchos otros alimentos.

La forma como actúa esta proteína en nuestro cuerpo es causando inflamaciones que dañan, en primera instancia, al intestino delgado y posteriormente al cerebro.

Es importante entender que una cosa es que usted no sufra de la enfermedad celíaca, pero otra cosa muy distinta es que, según el doctor David Perlmutter, la gran mayoría de las personas son intolerantes al gluten y sus síntomas pueden ser silenciosos o manifestarse desde un simple dolor de cabeza, jaquecas, deterioros cognitivos e incluso está siendo estudiado como una de las causas que pueden generar enfermedades neurológicas, como el Alzheimer. Es más, si usted le realiza una resonancia magnética a un paciente con Alzheimer, encontrará las "placas" características de los cerebros con esta enfermedad, y el gluten actúa en nuestros cerebros de esa forma, creando "placas".

Más aún, el doctor Perlmutter afirma que la gente intolerante al gluten puede tener problemas en la función cerebral y no presentar síntomas de ningún tipo.

Algunas de las señales de intolerancia al gluten se manifiestan en: abortos espontáneos, ataxia, cardiopatías, depresión, enfermedad de Parkinson, epilepsia, esclerosis lateral amiotrófica, intolerancia a la lactosa, migrañas, síndrome del colon irritable, TDAH, trastornos autoinmunes, trastornos neurológicos (demencia, Alzheimer, esquizofrenia, entre otros).

Si crees tener intolerancia al gluten, cosa que le pasa a la mayoría de los seres humanos, con solo hacerte una prueba de laboratorio puedes salir de la incógnita, o también, eliminar todos los alimentos que contengan gluten, de tu dieta diaria y observar tu propia evolución al respecto. Recuerda, la prevención está en tus manos.

"Mantener el orden, en lugar de corregir el desorden, es el principio máximo de la sabiduría. Curar la enfermedad, después que ha aparecido, es como cavar un pozo cuando uno tiene sed, o forjar armas después de que la guerra ha comenzado".
Nei Jing, siglo II D.C.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.