Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Salud

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
La halitosis es provocada por más de 70 causas

La halitosis es provocada por más de 70 causas

Tener mal aliento es un padecimiento común, muy molesto y que genera emociones negativas como la inseguridad, la vergüenza e incluso depresión. Es provocado por más de 70 fuentes.

Según informe del Instituto del Aliento del año 2010, alrededor de 60% de las causas que provocan halitosis tienen su origen en la boca. Existen causas extraorales (relacionadas con el aparato respiratorio, el tubo digestivo o el origen sistémico) responsables de aproximadamente otro 17% de los casos. El 23% de causas restante se refiere a pacientes que, a pesar de demandar un tratamiento para combatir la halitosis, no han podido ser diagnosticados de halitosis real.

Los especialistas del instituto aconsejan hacer una consulta médica, a fin de tener un buen diagnóstico de estas causas extraorales, lo cual es complejo y debe usarse para ello tecnología de punta. Y es que ciertas condiciones como la disminución de la secreción salival, los problemas digestivos, el estrés y/o la ansiedad, suelen producir sensaciones gustativas que son percibidas como sensaciones olfativas e inducen a una persona a creer que padece de halitosis.

La halitosis puede ser genuina o transitoria. Esta última suele darse al despertar, producto de la reducción del flujo salival mientras se duerme y varias horas sin ingesta de comida; también alimentos como ajo o cebolla pueden desencadenarla. La genuina o persistente, la cual requiere un tratamiento específico y debe ser diagnosticada, no se puede evitar.

Para la prevención de esta molestia, el Instituto del Aliento recomienda: comer cada cuatro horas, evitar comidas con sabores fuertes que contengan muchos condimentos; evitar el alcohol, el café y el tabaco, sustancias que provocan la deshidratación de la saliva y en consecuencia gases volátiles que producen el mal olor; evitar respirar por la boca; las dietas hiperprotéicas, hipocalóricas y las comidas ricas en grasas; tomar un litro de agua diariamente; cepillarse los dientes tras las comidas; consumir chicles antimicrobianos y/o probióticos.

También existen algunas recomendaciones de tipo casero como el perejil, anís, el té verde o el de ginseng rojo coreano; alimentos con polifenoles (lentejas, judías, té, tomate, arándanos…) o enzimas como las polifenoloxidasas y las peroxidasas, que se encuentran en los vegetales, para neutralizar compuestos de azufre; champiñones, frutas crudas como la ciruela, el kiwi, el caqui y el arándano; vegetales como la lechuga, los espárragos, el ñame y la berenjena, los que pueden ayudar con la halitosis transitoria, mas no con la permanente.

Con información de dmedicina.com / institutodelaliento.com










Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.