Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Investigaciones

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
La Energía sexual

La Energía sexual

Cada vez que tenemos contacto sexual con otra persona, creamos nexos energéticos y permanecemos conectados a ella por el resto de nuestra vida. En ocasiones, esto causa confusión a quienes han tenido muchas parejas sexuales, sobre todo si las relaciones no fueron sanas.

Estos nexos pueden despejarse y limpiarse para que los aspectos positivos de las relaciones persistan y los negativos se reparen.

También se puede decir que la energía sexual es la realidad bioenergética detrás de todos nuestros momentos sexuales. Cuando estamos sexualmente activos (lo que puede ser de cualquiera intensidad, desde una excitación ligera con un pensamiento sexual hasta pleno sexo) es energía sexual en acción.

El aura, que es nuestro campo energético, se une a la del compañero/a formando un solo globo, una sola aura mientras se realiza el acto sexual, esto debiera simbolizar la verdadera entrega del uno con el otro en una unión eterna de dos seres que se aman y que quieren compartir con la persona que eligieron. Sin embargo, en tiempos modernos, el sexo es liberal y con quien sea y es en estos casos donde las consecuencias de un acto sagrado se hace riesgoso.

No es decir que nuestros órganos reproductivos, la piel, las hormonas, nuestros deseos y fantasías, gustos y disgustos no forman parte de sexo. Todos tocan un papel importante. Pero estos son solamente los aspectos más visibles de nuestro ser sexual, los botones y los estímulos, los receptores y la mecánica, pero todo está conectado al jugo bioenergético del sexo, la energía sexual. La energía sexual no es simplemente un flujo de electricidad por el cuerpo. Interactúa con todos los aspectos de nuestra sexualidad, el físico, el emocional, el mental y el espiritual. Sin embargo, no toda la energía sexual se transforma. Un parte se queda para luego actuar como nuestra propia energía sexual y "duerme" en la ingle. Esta es la energía la que pasaremos a las nuevas generaciones y la que impulsa toda nuestra actividad sexual.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.