Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Vida

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Importancia de la comunicación no verbal

Importancia de la comunicación no verbal

Si bien es cierto que el tono de voz y el lenguaje adecuado son importantes en la comunicación, también es una realidad que la forma en cómo nos expresamos revela mucho de nosotros. Desde nuestro interés hasta la veracidad de lo que estamos diciendo. Por eso, todo esto debe ser tomado en cuenta por los expositores.

No importa si somos personas de negocios, empleados o estudiantes. La meta es dominar nuestro cuerpo para que nuestra imagen sea la adecuada. Es algo que debería ser modelado desde los primeros años de edad. Pero, si no se contó con las directrices adecuadas se pueden hacer algunos ajustes.

En primer lugar, comencemos por la zona de distancia. Todos, inconscientemente, tenemos una. De acuerdo a investigaciones de Allan Pease, citado por la página web www.protocolo.org, encontramos tres zonas: la intima, donde entran nuestras personas de extrema confianza, abarca unos 50 centímetros; la personal, que frecuentemente se establece en reuniones sociales o laborales, es de 125 centímetros; y, finalmente, está la zona social que es empleada para tratar con personas que no conocemos.

Si bien no estaremos midiendo siempre la distancia que mantenemos con nuestros interlocutores, es importante tener en cuenta que debemos respetar el espacio del otro. Especialmente si es una persona que no conocemos y cuyos ademanes nos indiquen que desea mantener distancia.

Otro punto importante son las manos inquietas. Dependiendo de la zona en la que se encuentren transmiten diferentes mensajes. Morder las uñas, sonar los dedos o tocar constantemente una mesa (si se está sentado) denota inseguridad y nerviosismo.

Si las manos se usan para sostener la barbilla se envía señales de aburrimiento. Ahora bien, si los dedos se usan para acariciar esta parte de la cara, se da a entender que se está pensando en el tema (posiblemente en una decisión con respecto al mismo). Si las manos están en la sien, se envía un claro mensaje de interés que aumentará si los dedos se sitúan a nivel de las mejillas.

Estos, son algunos de los detalles que debemos cuidar en nuestras conversaciones, ya que la comunicación va más allá de las palabras.

Fuente: www.protocolo.org









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.