Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Guía Infantil

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Evite la rivalidad entre hermanos

Evite la rivalidad entre hermanos

Si uno de sus hijos tiene ya dos o tres años de edad y es el pequeño consentido de la familia, quizá ha empezado a darse cuenta de que sus hermanos mayores tienen más privilegios e independencia que él. Asimismo, el hermano mayor está descubriendo que no desea que su hermanito lo siga a todas partes o que desea la misma ternura y atención que este recibe. El resultado, por lo general, son constantes discusiones, acusaciones, empujones y golpes. Las típicas peleas entre hermanos que seguramente hacen que usted sienta que va a enloquecer.

A pesar de que muchos niños afortunadamente se hacen mejores amigos de sus hermanos, es común que los hermanos peleen. A menudo, la rivalidad entre hermanos comienza incluso antes de que nazca el segundo hijo y continúa a medida que los niños crecen y compiten por todo, desde los juguetes hasta la atención. Cuando los niños llegan a diferentes etapas del desarrollo, el cambio en sus necesidades puede tener un efecto importante sobre la manera en que se relacionan, explica kidshealth.org.

Ver y escuchar que sus hijos se pelean puede resultar frustrante y molesto. Un hogar lleno de conflicto es estresante para todos. Sin embargo, suele ser difícil saber cómo detener las peleas o, incluso, si debería involucrarse. No obstante, hay medidas que puede adoptar para fomentar la paz en su hogar y ayudar a que sus hijos se lleven bien.

No propicie la rivalidad. Resista la tentación de compararlos. No todos los niños son iguales, así que aprenda a aceptar a cada uno con sus defectos y virtudes. En su lugar, destaque los atributos propios de cada uno y, siempre que pueda, haláguelos a ambos a la vez.

No busque siempre la igualdad. Cuando los padres, con la mejor intención, buscan tratar a sus hijos equitativamente, crean más problemas de los que resuelven. Trate a sus niños como individuos y de acuerdo a la edad que tengan. Hay cosas que el mayor pueda hacer y que el más pequeños desee. Sea justo y firme.

No acepte las acusaciones. Cuando el más pequeño corra a decirle que su hermana mayor está comiendo dulces a escondidas, dígale que no le interesa que él le diga lo que hace su hermana. Pero, si ella quiere decirle lo que ella está haciendo, escúchela con atención. Deje claro que no va a aceptar que uno de los hermanos trate de crear problemas para el otro.

Reconozca sus sentimientos. A veces, simplemente hablar sobre lo que sienten basta para acabar con una pelea. Escuchar con respeto puede ahorrarle muchos disgustos.

Con información de Baby Center y kidshealth.org










Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.