Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Deporte

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Escucha tu cuerpo cuando lo estires

Escucha tu cuerpo cuando lo estires

El punto en que se empieza a sentir la elongación es donde debería parar. En infinidad de ocasiones se ha escuchado y leído sobre la necesidad de estirar, porque agudiza el desempeño, ayuda evitar lesiones y mejora la postura. No hacerlo es un grave error. Sin embargo, hay que estar consciente en que los estiramientos no son iguales.

Según el Colegio Estadounidense de Medicina Deportiva los estiramientos pueden ser estáticos o dinámicos. Una elongación estática es básicamente la que se realiza en una posición, mientras que una dinámica incluye movimientos activos.

"En un estiramiento estático uno mantiene una posición durante un período como cuando alguien se acuesta y se le sostiene la pierna estirada para elongarla", dijo el entrenador norteamericano Matt Berenc. Este tipo de estiramiento, sostenido durante 20 o 30 segundos, incrementa el flujo sanguíneo a los músculos y mejora la flexibilidad.

En cambio, el estiramiento dinámico, que consiste en hacer movimientos como los circulares con los brazos o piernas, ayuda a elevar el rango de movilidad. Lubrica las articulaciones.

Berenc señaló que con el estiramiento también hay que escuchar al cuerpo. "A veces, uno ve personas tratando de elongar con una expresión terrible en sus caras. El punto en que uno empieza a sentir la elongación es donde debería parar", agregó.

"Un programa de ejercicios de elongación de al menos 10 minutos de duración debe incluir a los principales grupos musculares del cuerpo, con cuatro o más repeticiones por grupo de músculos, durante un mínimo de dos a tres días por semana", indicó el Colegio Estadounidense de Medicina Deportiva.

Entretanto, Jessica Matthews, del Consejo Estadounidense de Ejercicio, dijo que mientras que la flexibilidad sigue siendo el objetivo principal, los ejercicios de elongación pueden también ayudar a aliviar el estrés e incluso mejorar la postura.

"Es una forma genial de relajarse. Muchas personas no asocian eso con el estiramiento", manifestó Matthews, psicóloga especializada en ejercicio, quien añadió que el estiramiento debe llegar al punto de la tensión, nunca al del dolor.










Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.