Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Sociedad

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Entrevista. Luis Alberto Ramos, docente y psicólogo clínico.
En la depresión influyen factores físicos y sociales

En la depresión influyen factores físicos y sociales

Se calcula que alrededor de 350 millones de personas padecen depresión
.

La depresión es un desorden del estado de ánimo, transitorio o permanente, que viene dado por sentimientos de infelicidad, melancolía o abatimiento, lo cual impide disfrutar de los acontecimientos de la vida cotidiana. "Se puede decir que, actualmente, se desconoce la causa última de los problemas depresivos. Sin embargo, los conocimientos relativos a las alteraciones en la fisiología cerebral han ido en aumento de manera progresiva", explicó Luis Alberto Ramos, psicólogo clínico.

De acuerdo a lo expresado por el especialista, existen dos formas básicas de depresión: reactiva o endógena. En el caso de la primera, surge como una reacción ante distintos estímulos externos, por lo que es más fácil su tratamiento. A su vez, la depresión endógena se caracteriza por ser profunda y grave pero, principalmente, inmotivada y rebelde, cuestión que dificulta la recuperación.

"No obstante, influyen factores de tipo externos, físicos, psicológicos y sociales que contribuyen a la manifestación de los síntomas. Estos pueden aparecer durante la depresión, sabiendo que, cuantos más síntomas se presenten, más difícil será superar el trastorno".

El doctor Ramos añadió que la sintomatología típica de la depresión consiste en cambios de humor constantes, ausencia de interés por las actividades placenteras y aumento de fatiga. "Una vez diagnosticado el problema, el paciente debe iniciar el tratamiento, siendo en casi todos los casos, una acción combinada de terapia farmacológica con apoyo psicológico. De forma general, el uso de medicamentos se suele limitar a los cuadros depresivos moderados o graves. En las personas cuyos síntomas son leves, no se aplica esta terapia, debido a su estrecho perfil beneficio-riesgo2.

El experto señaló que aquellos con depresión moderada o grave, el suministro de fármacos se considera de primera línea, aunque existe un 38% de personas que, al cabo de 6 a 12 semanas, no responden al tratamiento, y en un 54% no existe remisión del problema.

"Por otro lado, las terapias psicológicas más empleadas por su carácter cognitivo-conductual (TCC) se han mostrado tan efectivas como la psicoterapia interpersonal, lo que ha convertido esta técnica psicoterapéutica en la elección para el abordaje de la depresión moderada, grave o resistente".

La duración varía en función de los resultados del diagnóstico, la situación del paciente y su evolución. En personas de sintomatología crónica, la terapia psicológica se asocia a la farmacología, cosa que le confiere una efectividad superior a cualquier otro tratamiento. La terapia cognitivo-conductual evita la aparición de recidivas. Esto es favorecedor para quienes tienen antecedentes de recaídas o que presentan síntomas residuales, ya que tienen mayor riesgo de sufrir nuevos episodios.

"Otros tratamientos consisten en la autoayuda guiada. Su objetivo es que los pacientes adquieran capacidades de control y manejo de sí mismos. También resulta significativo un programa de ejercicios de intensidad media, de 40 a 45 minutos, 2 ó 3 veces a la semana, el cual podría repercutir en una clara mejoría de la sintomatología depresiva", agregó.

Y, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), las cifras resultan abrumadoras. Se calcula que alrededor de 350 millones de personas padecen depresión. Esto quiere decir que, al menos una de cada cuatro personas, es decir, un 25%, puede presentar este episodio en algún momento de su vida. En el año 2020, la depresión será la principal causa de discapacidad en todo el mundo, tan solo superada por las enfermedades cardiovasculares.

El problema no es tan superfluo como podrían pensarse. No cabe duda de que estamos en un mundo agitado, lleno de preocupaciones, de deberes que atender y responsabilidades ineludibles con la familia y el trabajo, que no esperan ni se detienen. Asimismo, nuestra mente, en algunas ocasiones, tiene una lucha constante ante diferentes episodios de la vida como tristeza, aburrimiento, soledad, frustración, miedo, desamor, ira y baja autoestima. Estos motivos de angustia, que suelen conducir a estados de depresión, también pueden verse ligados a problemas cotidianos como el desempleo, problemas económicos y familiares, y el desapego hacia los hijos. Esta serie de situaciones y síntomas pueden llegar a atacar seriamente la calidad de vida de cualquier persona.

Según estadísticas, los jóvenes son los más afectados; entre 1% y 6% de adolescentes del mundo acusan problemas depresivos, pero la mayoría no cuenta con un diagnóstico y, en consecuencia, no recibe tratamiento.










Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.