Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Vida

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Conozca sobre la manía

Conozca sobre la manía

"Es una extravagancia o preocupación caprichosa por un tema o cosa determinada". Es una de las definiciones común sobre la manía.

Hay muchos escenarios o conductas que llamamos manías, como por ejemplo el comprobar que los objetos del escritorio se encuentren en orden, revisar en determinado lapso que la llave del gas y del agua esté cerrada, que cerraste el carro, entre otras.

Los especialistas en salud mental definen a estas actitudes como rituales, y nos dicen que son característicos de personas que padecen trastorno obsesivo compulsivo, es decir, aquel en que el paciente experimenta estados de ansiedad o nerviosismo que a su vez desencadenan pensamientos, sentimientos, sensaciones e ideas recurrentes (obsesiones), así como comportamientos que "deben efectuarse" sin que exista razón aparente (compulsiones).

Es común que la persona sienta alto grado de rigidez en su personalidad originando dificultad en sus relaciones sociales, debido a que la ruptura del orden que desea mantener le genere enojo. Las manías o rituales más frecuentes son:

- Necesidad de que todas las cosas de la casa estén en su sitio.
- Tendencia a colocar los objetos de manera simétrica y alineada.
- Dedicación excesiva al trabajo y productividad (sin necesidad económica de ello), con lo que se excluyen actividades de ocio y amistades.
- Hacer recuentos, una y otra vez, por la necesidad de numerar y clasificar.
- Rigidez extrema con la puntualidad propia y ajena.
- Miedo irracional a enfermar que conduce a tomar precauciones exageradas, visitar médicos por síntomas leves, usar amuletos, consultar curanderos, protegerse con temor de las corrientes de aire, los contagios y todo lo que se percibe como un peligro.
- Necesidad de lavarse continuamente las manos o la boca.
- Temor a tocar cosas que hayan entrado en contacto con otras personas o a saludar de mano.
- Miedo exagerado a contaminarse con productos alimenticios y sus componentes.
- Asco de las secreciones corporales propias.
- Tendencia a comprobar en varias ocasiones que puertas, ventanas, llaves y luces están debidamente cerradas y/o apagadas.
- Ahorro excesivo en gastos propios y ajenos, pues el dinero se considera como "algo que hay que acumular en previsión de catástrofes futuras".
- Incapacidad para deshacerse de objetos gastados o inútiles, incluso cuando no tienen valor sentimental.

Fuente: salud y medicinas.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.