Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Investigaciones

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Comer rápido o lento para no engordar

Comer rápido o lento para no engordar

Siempre ha existido la creencia que las personas que comen rápido tienden a engordar más y las que comen lento tienen el efecto inverso. Pues un estudio realizado recientemente reafirma esta creencia.

La investigación llevada a cabo sobre 3000 japoneses adultos, publicado en el British Medical Journal, encontró que quienes tomaron sus alimentos rápidamente tenían el doble de posibilidades de ser obesos que sus contrapartes que mastican lento. La gente que comió rápido y hasta que estuvieron satisfechos, eran tres veces más propensos a ser obesos. La investigación respalda la evidencia previa de que la gente tendía a consumir más kilojulios cuando comían rápido, pero también que el comer rápido está vinculado a la obesidad, independientemente de cuántos kilojulios se consuman. La Dra. Elizabeth Denney-Wilson, una experta en obesidad de la Universidad de New South Wales, dice que la investigación sugiere que la gente puede aprender a comer más lentamente, y reconocer sus indicadores internos de saciedad. Ella añade que mientras no se sepa qué nos lleva a comer con rapidez, comportamientos como el comer mientras se está distraído y la comida rápida para llevar pueden ser los culpables.

Si eres de las personas que devoras la comida con gran velocidad, presta atención a estas recomendaciones para empezar a comer lentamente.

-No hable mientras aún está masticando. En lugar de ello, baje su tenedor, mastique y traque su comida antes de comenzar a hablar. Esto le forzará a comer más lentamente, y se saciará antes de que se dé cuenta.

-Reservar horas de comida también puede ayudarle a desacelerar la tasa de comer y permitirle a su cuerpo enviar señales de saciedad antes de comer de más.

-Tan pronto sienta los primeros cambios de saciedad, quite su plato de la mesa o, si cena fuera, cúbralo con una servilleta. Esto le dirá a su cerebro que la hora de la comida se acabó.

-Si es posible, prepare sus propias comidas. Evite las latas, las comidas instantáneas, hamburguesas y las pizzas. Tomar tiempo para cocinar sus alimentos también significa que comerá más lentamente y que la disfrutará.

(Fuente: Selecciones México y Reader's Digest Australia)









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.