Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Vida

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Cinco pasos para controlar la ansiedad previa a un examen

Cinco pasos para controlar la ansiedad previa a un examen

Ya sea en la primaria, en la secundaria o incluso en la universidad, un alto porcentaje de personas ha sentido ciertos ataques de pánico previos a la presentación de un examen, aun cuando se haya tenido una preparación y estudios del contenido que será evaluado, pero los nervios y otras preocupaciones suelen atacar y llevarnos a terminar con el peor de los resultados.

Por ello, especialistas recomiendan seguir estos cinco importantes pasos, tres de ellos de carácter fisiológico y dos de carácter cognitivo.

Respiración controlada: Controlar la respiración, ya sea de forma completa o profunda es lo primero que debemos practicar. A base de entrenamiento conseguiremos aprender a respirar adecuadamente y conseguir relajarnos.

Relajación progresiva: Este tipo de relajación que consiste en tensar y soltar ciertos grupos de músculos consigue activar el sistema nervioso parasimpático. Así, aplicando una tensión inicial en los músculos permite que posteriormente alcancen un nivel mayor de relajación al soltarlos, lo que conduce a un estado de relajación más acentuado, ideal para combatir la ansiedad.

Rastrear nuestros pensamientos: ¿Cuál es ese pensamiento que nos perturba y nos impide rendir adecuadamente? Tenemos que ser capaces de localizar esos pensamientos que nos llevan a pensar que nos vamos a ser capaces de superar la prueba.

Desmontar los mensajes negativos: Una vez localizado el pensamiento del tipo "Este examen va a ser muy complicado de aprobar", tenemos que cuestionarnos el mensaje y pensar si nos resulta útil o no pensar de esta forma. Así, discutiendo nuestros propios mensajes podremos llegar a un pensamiento alternativo neutral que no nos provoque ansiedad. Por ejemplo, "No tengo ni idea de cómo será el examen, así que... ¡a estudiar!".

Detener los pensamientos negativos: Una vez que hemos localizado uno de esos pensamientos negativos tenemos que pasar a la siguiente fase: paralizar por completo cualquier frase negativa y sustituirla por una positiva o al menos neutral.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.