Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Vida

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Cinco consejos para que su hijo ame la lectura

Cinco consejos para que su hijo ame la lectura

A los padres les encanta que sus hijos lean, porque saben que con los libros no solo se aprende, sino que además se pasa bien.

Pero mientras que unos niños devoran libros, otros no los quieren ni ver. Pero ¿por qué ocurre esto? ¿Qué pueden hacer los padres para que sus hijos disfruten de esta actividad? Nunca es demasiado pronto para enseñarle a su hijo a amar la lectura.

Leer es fundamental para adquirir conocimientos. Los niños que leen bien obtienen mayores éxitos y mejores calificaciones en los estudios. Todos los maestros y profesores coinciden en que tener el hábito de leer es una condición necesaria para aprender con más facilidad. En las aulas, los docentes se encuentran con dos grupos de alumnos, explica solohijos.com. Aquellos que leen bien y les gusta leer y los que tienen dificultades para leer, no les gusta y, por lo tanto, leen muy poco o incluso nunca.

«Apropiado a su etapa del desarrollo» es la clave, dice Roni Leiderman, responsable del Centro Familiar de la Universidad de Fort Lauderdale, Florida. «Los padres a menudo quieren presionar demasiado a los niños, pero en realidad, ellos aprenden mediante el juego, de ahí la importancia de hacer de la lectura, algo divertido», agrega. Así lo publicó la web especializada Baby Center.

Hay varias formas divertidas de ayudar a su pequeño a que aprenda a amar los libros y las historias. Y, sorprendentemente, no todas ellas implican sentarse con un libro a leer.

1. Use los libros para crear lazos. No se trata solo de leer palabras. En esta etapa se trata más de disfrutar de la interacción con papá o mamá. Cuando su hijo se sienta en su regazo para que le lea en voz alta, no está solamente disfrutando de los libros sino de la atención total que le presta en ese momento.

2. Sea el ejemplo. El ejemplo es, en educación, el argumento más convincente porque posibilita la imitación, animando al niño o la niña a hacer aquello que hace una persona que tiene prestigio para ella como es su padre o su madre.

3. Establezca un ritual. Fijar un tiempo para leer establece una rutina tranquilizadora que a los niños les encanta. Por eso es que leer un cuento antes de irse a dormir es una tradición tan antigua.

4. Exagere. Pierda sus inhibiciones cuando esté leyendo. Ruja como papá oso en Ricitos de oro y gruña como el lobo en Los tres cerditos. A los niños les gusta el drama tanto como a los adultos. Anímele, incluso si esto hace que la lectura vaya más espacio. Obtendrá más beneficios de la historia si deja que el niño también participe activamente.

5. Acompáñelos a las librerías. Afortunadamente, cada vez hay más libros atractivos para los niños y más librerías especializadas para ellos o con secciones de literatura infantil y juvenil. Siempre respetando sus derechos, conviene llevarlos de vez en cuando a ver libros, aunque no siempre compren. Tienen, como nosotros, el derecho a no comprar y nosotros la obligación de respetarlo. Pero es muy bueno que miren y desarrollen su curiosidad.

Con información de Baby Center y solohijos.com










Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.