Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Nutrición

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Beneficios y Nutrientes del Huevo

Beneficios y Nutrientes del Huevo

El Huevo, uno de los alimentos más completos que existen, contiene todos los aminoácidos esenciales y no sólo eso, la proteína del huevo es aprovechada al máximo por el cuerpo ya que es digerida fácilmente. Es un alimento rico en proteínas de alto valor biológico.

El más comúnmente utilizado en la alimentación humana es el de gallina, aunque hoy día se comercializan de otras especies como codorniz, pata e incluso avestruz. Es un excelente alimento teniendo en cuenta la relación calidad-precio. Debido a la intolerancia que presentan algunos pacientes con patologías de las vías biliares y a los problemas relacionados con el colesterol, se ha ensombrecido su fama y ha disminuido, sin justificación por tanto, drásticamente su consumo.

Dado que el huevo es un alimento de elevado valor nutritivo, el recomendar su exclusión o una restricción muy importante, puede conducir a problemas peores que los que se desean evitar.

Al ser un alimento de elevado valor nutritivo, muy fácil de masticar y digerir, es muy recomendable su consumo sobre todo en la infancia, adolescencia, embarazo, lactancia, en ancianos, en procesos de convalecencia y en pacientes que sufran de gota.

No existe ningún problema para tomar un huevo al día, excepto en personas que mantengan niveles elevados de colesterol que no deben de consumir yemas en exceso, pero no existe limitación alguna para las claras que se separan fácilmente.

En el momento de la compra debemos vigilar que la cascara esté limpia, sin fisuras ni roturas, ya que constituye la capa aislante de los contaminantes medioambientales; que se encuentre en embalajes aislantes y la fecha de consumo preferente. Los huevos que se venden sin embalar, deben además, encontrarse en zonas limpias y libres de olores fuertes que puedan alterar su sabor.

Es importante consumirlos frescos. En el interior del huevo, unas membranas que sirven de protección contra bacterias, forman una cámara de aire que se agranda con el tiempo. Por eso, una manera de comprobar su frescura es ponerlos en agua: los huevos frescos no flotan y luego de una semana o más, sí lo hacen.

No es recomendable su consumo crudo por dos razones fundamentales. La primera es que contiene antinutrientes que impiden el aprovechamiento de algunas proteínas y vitaminas. Para inactivarlos hay someterlos al calor. La otra razón es que puede estar infectado con salmonella. Esta bacteria, se trasmite de la gallina al huevo, y muere al cocinarlo por completo. Si bien no produce una infección mortal, los efectos pueden ser importantes en niños, ancianos o enfermos.

En definitiva, el huevo es un alimento de alta calidad nutricional, que consumido con moderación contribuye a protegernos de infecciones, cataratas, ceguera, desnutrición proteica, mala absorción del calcio y a mantener nuestro sistema nervioso en condiciones saludables.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.