Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Nutrición

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Beneficios de la sopa

Beneficios de la sopa

El consumo de sopa ayuda a disminuir la ingesta de alimentos. Estudios han confirmado que los individuos consumen 20% menos calorías cuando incluyen sopa en su alimentación, respecto a cuando no se ingiere. Por supuesto, siempre debemos escoger versiones normales de sopa y no aquellas más calóricas con alto contenido graso.

La sopa, al tener alto contenido en agua y muy pocos alimentos sólidos, tiene una densidad calórica baja, es decir, pocas calorías por porción. Esto convierte a la sopa en una gran aliada de los planes para perder peso.

La sopa no sólo es un alimento saludable por sí solo, sino que favorece la adquisición de otros hábitos que conforman una dieta sana. Existen muchas variedades de sopa, pero la mayoría de ellas contienen alimentos muy saludables y un gran aporte hídrico, por ejemplo: de frijoles, de arroz, de pollo, de verduras, de fideos, entre otras.

Además, la sopa contribuye con el hábito de comer despacio y tomarse un mínimo de tiempo para ingerir los alimentos, es un alimento que suele compartirse con otros comensales, aspecto que se está perdiendo y merece ser rescatado en nuestra alimentación.

Para que aumenten sus propiedades es recomendable:

1. Emplear verduras varias en su elaboración de manera de garantizar la presencia de diversos nutrientes y más fibra.
2. Utilizar aceite de oliva como cuerpo graso en reemplazo de mantequilla o nata, pues la calidad de las grasas del aceite favorecen la salud sin aportar colesterol como estos últimos alimentos.
3. Añadir legumbres a las sopas es una estrategia muy saludable, pues de ellas obtendremos más fibra, más proteínas y valiosos minerales.
4. Incorporar avena, arroz o fideos si queremos convertir a la sopa en un plato único aun ligero pero con un poco más de sustento calórico.
5. Sumar semillas o frutos secos picados para agregar fibra, vitaminas, minerales y un toque crocante que suma textura a nuestra sopa.
6. Utilizar proteínas magras para las sopas para obtener más saciedad, y en caso de emplear carnes, escoger las más magras, así como también, podemos añadir yogur, quesos bajos en grasas o huevo.
7. Añadir hierbas y especias que pueden incrementar la densidad nutritiva de los platos con sólo utilizar una pequeña cantidad de los mismos.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.