Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Nutrición

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
¿Cuáles son y cómo evitarlos?
Alimentos enemigos para la salud

Alimentos enemigos para la salud

La obesidad, dislipidemia (grasas elevadas en sangre), hígado graso, diabetes tipo 2 e hipertensión son algunas de las enfermedades que se originan y empeoran cuando existe una alimentación inadecuada. De hecho, existen en la actualidad cifras alarmantes sobre el incremento de estas patologías en muchos países, incluyendo Venezuela, comenta la Lic. Adriana Figueroa, Nutricionista del Centro DERMACARE Medicina Estética Avanzada.

Cuando hablamos de una mala alimentación, podemos comenzar nombrando el consumo de las comidas bien llamadas "chatarras", que perjudican la salud y que han aumentado los casos de obesidad y Diabetes Mellitus tipo 2 tanto en la población adulta como infantil, por su elevado aporte calórico y alto contenido de grasas saturadas. La ingesta excesiva de este tipo de grasas es un factor de riesgo de cardiopatías, ya que produce acumulación de colesterol en las paredes de las arterias, lo cual hace que se endurezcan y estrechen, pudiendo ocasionar a futuro enfermedades como insuficiencias cardíacas o infartos.

Pero existen otros alimentos que también tienen un contenido muy elevado en grasas saturadas y que debemos evitar consumir como la carne de cerdo, embutidos, salchichas, tocino, los productos lácteos como quesos amarillos fundidos, manteca y mantequilla, crema de leche y queso crema, la yema del huevo y las salsas a base de mayonesa. Así como todos los productos que contengan estos alimentos como ingredientes. Nos refiere la especialista.

Por otra parte tenemos la sacarosa o "azúcar de mesa", cuyo único nutriente es la glucosa y que sólo aporta calorías vacías, puesto que no contiene ningún tipo de nutriente básico o esencial como fibra, vitaminas o minerales, etc. Además el consumo excesivo de azúcar puede ocasionarnos un aumento en los triglicéridos en sangre. Y como los seres humanos necesitamos glucosa como fuente de energía, es recomendable obtenerla con moderación a través de la fructosa, azúcar natural de las frutas o mediante la ingesta de almidones (presente en cereales, granos, tubérculos, etc.). Se recomienda evitar consumir alimentos endulzados con azúcar, jaleas, mermeladas, dulces, golosinas, refrescos, malta, jugos procesados, etc. Agrega la Lic. Figueroa.

También existen otros alimentos de consumo diario y que dependiendo de la cantidad que se consuma puede ser dañino para la salud, como por ejemplo la sal. Y es que normalmente los alimentos en estado natural vienen con cierta cantidad de sal, sin embargo se acostumbra a salarla aún mas, lo que provoca que la población consuma de 5 a 10 veces más sal del máximo recomendado. Las consecuencias del exceso de sal a largo o mediano plazo pueden ser alta presión arterial (hipertensión), y retención de líquidos (que provoca a la vez, aumento de peso).

La buena noticia es que haciendo cambios relativamente sencillos en sus hábitos de alimentación logrará disminuir el riesgo a sufrir algunas de estas enfermedades. Usted será recompensado rápidamente, ya que no sólo se sentirá mejor sino que también mejorará su salud en general. Elija alimentos con bajo contenido de grasas saturadas y colesterol, seleccione cortes delgados de carne magra, aves sin piel o pescados, elija productos lácteos con bajo contenido de grasa o sin ella, y complemente la alimentación con alimentos como frutas, vegetales, cereales integrales y tubérculos. No coma frituras: los métodos de cocción recomendados son hornear, cocinar al vapor, asar y hervir.

Además, evite endulzar los alimentos o sustituya el azúcar por miel o edulcorantes artificiales. También debes evitar el consumo excesivo de alimentos procesados (como las comidas congeladas y los alimentos enlatados) porque pueden contener un alto contenido de sal (sodio). Y para darle sabor a sus alimentos, agregue hierbas y especias en lugar de sal de mesa. Nos indica la especialista.

Y aunque puede ser difícil cambiar la dieta, especialmente cuando se está ocupado y con frecuencia hace falta tiempo para consumir comidas saludables y preparadas en casa, lo importante es no desanimarse, ya que consultando a un especialista en nutrición puede obtener toda la ayuda que necesita para mejorar sustancialmente sus hábitos de alimentación y su salud, culmina la especialista Adriana Figueroa.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.