Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Salud

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Cómo los árboles ayudan a evitar muertes por contaminación

Cómo los árboles ayudan a evitar muertes por contaminación

Las cifras anuales emitidas por la Organización Mundial de la Salud sobre la contaminación del aire en las grandes zonas urbanas del planeta son alarmantes: más de 89% de las personas que habitan en esas áreas están expuestas a niveles contaminantes superiores a los límites establecidos por la institución, lo que representa un verdadero riesgo al sumar más de tres millones de muertes prematuras al año debidas a esta causa.

Dada esta realidad, científicos de diferentes organismos que trabajan a nivel mundial en pro de un ambiente más limpio, han hecho hallazgos que confirman la conocida premisa de que «los árboles dan vida», proponiendo de esta manera una posible solución para reducir la contaminación del aire de las grandes ciudades: plantar más árboles.

Partiendo de la incógnita de cómo impactan los árboles en la contaminación del aire, científicos del Centro de Agricultura y Extensión del Sur en Baton Rouge (Luisiana, EE UU) han encontrado niveles similares de dióxido de nitrógeno, un agente altamente contaminante, en avenidas y bajo los árboles, lo que presumen es beneficioso para los humanos, dado que la vegetación absorbe de manera diferente estas sustancias.

Tal como lo explica David Novak, representante del Servicio Forestal de Estados Unidos (Nueva York), los árboles absorben gases y contaminantes por medio de sus estomas, que son como poros que tienen las hojas de las plantas o captan las partículas en las superficies de sus hojas. También ayudan a bajar la temperatura del aire, debido al proceso que realizan de evaporación del agua.

El especialista explica que una vez en el interior de las plantas, los gases se disuelven, cambian de estado y sirven de fertilizante, en especial el azufre y nitrógeno. Mientras que las partículas de la superficie permanecen un tiempo allí, dependiendo de lo grande y pegajosa que se la hoja. Sin embargo, no se mantienen en la superficie por mucho tiempo ya que vuelven al aire o al llover se disuelven y caen en el suelo.

De lo anterior se deriva la importancia de seleccionar árboles con hojas grandes y superficies pegajosas, señalan los científicos, evaluando de antemano las condiciones ambientales de las zonas urbanas donde se hará la plantación. Nowak también recomienda que sean de abundantes hojas y gran tamaño.

Nowak calcula que los árboles retiran menos de 1% de la contaminación. Pero el porcentaje puede llegar en algunos casos a 15%. En los Estados Unidos los árboles están impidiendo alrededor de 850 muertes al año y más de 670.000 casos de episodios respiratorios agudos (cifras del Servicio Forestal de EE UU).

Con información de www.bbc.com










Navega por nuestra web