Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Vida

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
La actitud física demuestra cómo te sientes por dentro. Si no quieres pasar desapercibida sigue estos consejos para darle un cambio radical a la conducta y reflejarlo en el exterior
¡Quiero resaltar mi imagen!

¡Quiero resaltar mi imagen!

La mirada: cuando estés conversando con alguien míralo a los ojos, pero no excesivamente como lo hacen los locos, sino mantén el contacto ocular; pero si te cansas de tener ese enfoque fijo, dale a tu compañero (a) un breve y sutil recorrido por el borde de su rostro y así no lo (a) desconcentrarás mientras habla. Tus ojos te delatan. Si miras a los ojos de la otra persona demostrarás transparencia, madurez y seguridad. Cuida la mirada, porque en ella expresas todas tus emociones: tristeza, ansiedad, aburrimiento, rabia, amor, etc.

Los mentirosos tienden a esquivar hacia abajo muchas veces la mirada, y rebuscan una mentira mirando hacia la izquierda y luego hacia abajo; a diferencia de quienes buscan recordar algo de verdad y miran hacia arriba primero. Pero ojo, también hay gente muy tímida que evade situaciones penosas apartando la mirada hacia abajo y esto no quiere decir que sean farsantes.

Los labios y la sonrisa: tu área de la boca es muy expresiva y tus muecas dependerán de la del tema de conversación que mantengas; mientras lo haces, evita morder, apretar o humedecer a menudo tus labios porque demostrarás impaciencia ante tu interlocutor. Intercambia sonrisas cálidas para demostrar tranquilidad, alegría, confianza y disposición.

Las manos: no gesticules exageradamente con tus manos, mantén movimientos moderados y acordes con lo que hablas. Siempre recuerda conservar las palmas abiertas para exponer disposición, sinceridad y seguridad ante lo que dices. Puedes usar tus manos también para capturar aun más la atención de la otra persona cuando quieras hacer hincapié en algo que estás diciendo; es decir, pones por un corto lapso tus manos en el hombro de la otra persona, o tocas su brazo, eso suele interpretarse como: "bien conectado con el otro"; pero ten presente que hay personas a quienes no les gustan ser palpadas mientras escuchan.

La postura: cuando escuches a alguien mientras estás sentada, reposa relajada y apropiadamente tu cuerpo en esa silla, en posición de receptor. Tampoco te sientes en el borde del asiento porque demostrarías impaciencia por irte.

Fuente: www.soloentreamigas.com









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.